Los padres del joven herido lo consolaban diciendo: «Mira que sorte tiveches»

R.G. E.S.

Para el joven conductor herido en el desprendimiento lo que le sucedió fue casi un milagro, pero le costó asimilarlo. Sus padres se trasladaron a la zona y lo consolaban con frases como «mira que sorte tiveches», ante la imagen de su turismo que parecía sacada de una película de catástrofes.

Mientras tanto muchos de los usuarios de la AG-55 que se quedaron atrapados en el atasco provocado por el derrumbe mostraron su «indignación» porque tuvieron que pagar «religiosamente» los 0,45 euros del peaje de Arteixo para, cien metros después, tener que dar la vuelta al encontrarse el vial cortado. Uno de los afectados explicaba que pasó por la cabina de cobro a las 23 horas, media hora después del desprendimiento, y que no le alertaron del accidente a pesar de que ya había numerosos turismos parados a la altura del Quinto Pino e, incluso, dos ambulancias. De hecho, los coches continuaron llegando al peaje de Arteixo casi una hora después del desplome. La Guardia Civil habilitó uno de los carriles para que los conductores pudieran dar la vuelta, retiraron las cadenas que separan ambos sentidos de la circulación al lado del peaje y, a algunos vehículos, se les volvió a cobrar el trayecto.

De hecho, al menos una de las ambulancias del 061 que acudieron desde A Coruña para atender y evacuar a los posibles heridos tuvo que abonar tres veces el peaje de Arteixo. La primera vez en sentido Carballo (tuvieron que ir hasta Arteixo para dar la vuelta, ya que en el peaje se negaron a retirar las cadenas entre los dos sentidos de circulación); la segunda, en sentido A Coruña, y otra más porque volvieron a requerirla en el lugar del accidente, aunque finalmente no fue necesaria su intervención.

Todos los vehículos, incluso los que realizan servicios de urgencia como las ambulancias o las unidades móviles de la policía, tienen que abonar el importe del peaje.

Reclamaciones

La empresa que gestiona la AG-55, Autoestradas de Galicia, no hace distinción en este punto. De todas formas, algunos de los afectados comentaron anoche que las barreras deberían abrirse en estos casos para facilitar la evacuación. La mayoría de los conductores solicitaron un recibo y una hoja de reclamaciones para presentarla hoy mismo en las oficinas de Autoestradas de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Los padres del joven herido lo consolaban diciendo: «Mira que sorte tiveches»