El nuevo decreto del hábitat permitirá apartamentos tipo «loft» de 41 metros

Respeta las superficies mínimas por habitación del reglamento del bipartito y recorta las de las zonas de servicio


El Gobierno de Feijoo mantendrá la superficie mínima que el bipartito elevó de 26 a 40 metros cuadrados en las Normas do Hábitat para los pisos de una habitación, pero permitirá con el nuevo reglamento construir pisos de 35 metros cuadrados habitables, siempre que su distribución corresponda a un apartamento tipo loft, donde el dormitorio está unido al salón. En todo caso, la dimensión mínima requerida para esa vivienda alcanzará 41,25 metros cuadrados, al sumar el lavadero (1,5), el tendal (1,5), el vestíbulo (2,25) y la zona de despensa (1). La regulación, por vez primera en Galicia, de los lofts y de las viviendas de cinco habitaciones serán dos de los aspectos más novedosos de un decreto que preservará las superficies exigidas en el que aprobó el anterior Ejecutivo, pero rebajará la altura de los techos y las puertas.

La reforma que la Xunta ya ha cerrado con alcaldes, promotores y arquitectos, con la previsión inicial de aprobar antes de fin de año el reglamento correspondiente, mantiene las dimensiones que dibujó el bipartito en salón, cocina, dormitorio, baño, aseo, vestíbulo y pasillo. Pero la superficie mínima exigida para la vivienda en su conjunto será ligeramente inferior a la establecida por el decreto en vigor. Ese recorte se concentrará en las zonas de servicio, como lavadero, tendal y despensa. Así, el nuevo reglamento constructivo impedirá edificar pisos de un dormitorio de menos de 46,25 metros cuadrados, frente a los 47,72 de la norma actual. Si tienen dos estancias, deberán contar con 58,75 metros, cuando ahora se requieren 60,55. Los de tres dormitorios no podrán bajar de 74,75 metros cuadrados, frente a los 77,15 a los que obligan las normas vigentes. Y los que están distribuidos en cuatro estancias tienen que disponer al menos de 82,75 metros, cinco menos de los que impone el reglamento que aprobó el bipartito (87,75). A esta diferencia contribuye, además de la menor superficie de lavadero, tendal y despensa, el recorte de 2 metros cuadrados en uno de los dormitorios, con lo que se pasará de uno principal de 12 y tres más de 8 a uno de 12, dos de 8 y uno de 6 metros cuadrados.

Al igual que sucede con los apartamentos tipo loft, el Gobierno de Feijoo aprovechará la reforma de las Normas do Hábitat de abril del 2008 para regular las dimensiones mínimas de los pisos de cinco habitaciones. Esas viviendas no podrán tener una superficie inferior a 96,75 metros cuadrados, 14 más que el piso de cuatro dormitorios. Esa diferencia está en un cuarto más de 8 metros, 3 metros más de salón, 1 metro más de cocina y 2 más de pasillo.

Cuadrado con obstáculos

Otro de los ajustes que introducirá el nuevo decreto respecto al que promovió la entonces conselleira Teresa Táboas es la posibilidad de que aparezcan elementos constructivos en la planta de la vivienda. Las normas actuales establecen la obligatoriedad de que las dimensiones en planta de las piezas habitables permitan inscribir un cuadrado libre de obstáculos para garantizar su funcionalidad. La revisión del reglamento permitirá la invasión de ese cuadrado por «elemento puntuais», ya que el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) entiende que resulta «moi difícil evitar que ditos elementos aparezan en obra cando compre realizar determinados axustes». Al flexibilizar ese requisito se evitará un motivo de denegación de la licencia de primera ocupación.

Votación
22 votos

El nuevo decreto del hábitat permitirá apartamentos tipo «loft» de 41 metros