Misa con muerto en Cedeira

Ana de Antonio

GALICIA

Un hombre de 83 años se desplomó de un infarto en la iglesia de San Andrés de Teixido y el cura ofició la misa con el cuerpo presente del recién fallecido

28 oct 2009 . Actualizado a las 14:02 h.

Su primera visita a San Andrés de Teixido fue hace un par de años acompañado de su mujer. El pasado 18 de octubre, domingo, regresó al rincón más peculiar del concello de Cedeira procedente de Negreira, donde residía. En esta ocasión lo hizo junto a sus dos hijos, pero no regresó a casa. Un infarto acabó con su vida cuando esperaba el inicio de la misa sentado en uno de los bancos de la iglesia de la parroquia cedeiresa.

Cuando se desvaneció, poco antes de la misa de las doce y cuarto, los presentes avisaron a una ambulancia, pero los sanitarios solo pudieron certificar su muerte y aguardar la llegada de la funeraria, pues es su función retirar de allí el cadáver. Fue entonces cuando surgió el debate de si el cura debía iniciar la misa con el cuerpo presente del recién fallecido. Y lo hizo.

La mayoría de los presentes en la iglesia procedían de una excursión organizada. Su autobús debía abandonar San Andrés de Teixido sobre la una de la tarde, por lo que el tiempo apremiaba. El párroco, Vicente Bretal Sande, asegura que preguntó a los devotos su opinión a través del altavoz del altar, y «la gente estuvo de acuerdo en celebrar la misa», aunque unos pocos propusieron hacerla fuera de la iglesia.