El gobierno local retiró hace más de un año el recurso de casación planteado ante el Supremo


Tras perder el caso en primera instancia, el Ayuntamiento coruñés también vio cómo el 5 de noviembre del 2007 -casi cinco meses después de las elecciones municipales en las que el PSOE perdió la mayoría absoluta- el TSXG también reafirmaba los principios de la sentencia del juzgado de lo contencioso, añadiendo que «existe una contradicción entre la ley y el acuerdo municipal, que debe resolverse con la prevalencia de la primera».

La resolución, contra la que no cabía apelación a instancia alguna, acabó con un recurso de casación planteado ante el Tribunal Supremo, aunque finalmente la asesoría jurídica del Ayuntamiento aconsejó retirarlo «porque no hay razones para mantenerlo». Así se ponía fin a una batalla judicial de más de 25 años en la que, según fuentes municipales, se invirtieron más de 300.000 euros.

Ayer, Carlos Negreira, portavoz municipal del PP y parlamentario autonómico, que reconoció hace semanas que «tal vez nos equivocamos con la ley», invitó ayer a Losada a rectificar su actual postura, «porque cuando rectifica, suele acertar». Por su parte, el sector más duro del BNG, encabezado por el parlamentario Bieito Lobeira y la concejala coruñesa Ermitas Valencia, acusó a los populares de «voltar ao franquismo» con su propuesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El gobierno local retiró hace más de un año el recurso de casación planteado ante el Supremo