Hallan muertos a un hombre de Boiro y a una mujer de Ourense


Un hombre 82 años, Ramón Blanco Rey, apareció muerto anteayer, alrededor de las once de la noche, en el municipio coruñés de Boiro. El cadáver fue topado por un vecino en una finca, en una especie de regato.

Salió a dar un paseo con su esposa y ella regresó primero a casa. Al ver que se hacía de noche y no volvía, el hijo con el que ambos vivían dio la voz de alarma a las fuerzas de seguridad. El operativo de búsqueda que pusieron en marcha tuvo un fatal desenlace. Ayer se le iba a practicar la autopsia en Santiago.

En Ourense, una mujer de 69 años, vecina de la localidad de Figueirido, en el municipio de Paderne de Allariz, es la segunda persona que en una semana aparece muerta en la provincia de Ourense tras haber permanecido varias horas desaparecida y sin que sus familiares supiesen de ella.

La mujer, que durante los últimos días había dado síntomas de estar desorientada, apareció en una finca de la parroquia de Siabal, a un kilómetro de su domicilio. En la búsqueda participaron agentes de la Guardia Civil y Protección Civil. El fallecimiento se atribuye, inicialmente, a causas naturales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hallan muertos a un hombre de Boiro y a una mujer de Ourense