El anticiclón de las Azores se desplazó hacia el Caribe

GALICIA

La causa de la frecuente entrada de bajas presiones en Galicia este verano

23 jul 2009 . Actualizado a las 10:06 h.

La causa del tiempo inestable que ha caracterizado buena parte del mes de julio hay que buscarla en la posición anómala del anticiclón de las Azores. Su ubicación habitual en verano, al noreste del archipiélago atlántico del que toma el nombre, actúa como una pantalla protectora para Galicia, al desviar la entrada de masas de aire frío procedentes del norte. Sin embargo, su posición en los últimos días lo sitúa en una línea diametralmente opuesta hacia el sudoeste, lo que lo acerca más al Caribe y el norte de Brasil, y deja vía libre para la llegada de frentes fríos.

Lo normal en esta época del año, recuerda el meteorólogo de MeteoGalicia Juan Taboada, sería que la radiación solar mantuviese confinadas las masas de aire frío en el Ártico. «Pero este confinamento non é perfecto», explicaba Taboada, y estos centros de bajas presiones encuentran el camino franqueado hasta Galicia. Esta situación contrasta con las altas temperaturas y cielos despejados en el resto de España, atribuible a un potente anticiclón situado sobre el Mediterráneo, aunque, paradójicamente, los mismos vientos del sur y suroeste que traen frío a Galicia, al resto de la Península llevan aire caliente de África: a la comunidad, por su posición, vienen con humedad del Atlántico, mientras que en las zonas del este reciben la calidez del continente africano.

Otra consecuencia del desplazamiento del anticiclón puede apreciarse en la ausencia de tormentas tropicales en lo que ha transcurrido del verano. Pese a la virulencia que adquieren en estadios posteriores, los huracanes son «delicados» en el momento de formación y necesitan unas condiciones especiales, que la presencia de vientos alisios está impidiendo.