El tripartito de Cataluña alardea de haber arrancado 4.000 millones a Zapatero


José Luis Rodríguez Zapatero y Elena Salgado se han esforzado en presentar las cifras del nuevo modelo como un reparto equitativo y justo y en asegurar que Cataluña se llevará estrictamente lo que le corresponde en una distribución ecuánime y que por tanto no ha habido peaje alguno que pagar a la Generalitat.

Sin embargo, ni los representantes de ERC en el Gobierno tripartito ni los propios socialistas catalanes les están ayudando en ese empeño. Unos y otros presentan e incluso amplían la abultada cifra de 3.800 millones de euros como un trofeo arrancado a Zapatero, que, según explican, se ha plegado a sus exigencias.

Lejos de tratar de minimizar el impacto que produce el hecho de que Cataluña se lleve más de la tercera parte de los fondos totales, tanto el consejero catalán de Economía, Antoni Castells, como el líder de ERC Joan Puigcercós y el portavoz del PSC, Miquel Iceta, alardearon de ello.

Mientras varios periódicos de Madrid titulaban a toda página que Cataluña se llevaría 4.000 millones de los 11.000 que aportará el Gobierno, Iceta no solo no negaba esas cifras, sino que compareció en una rueda de prensa en la que exhibió esos titulares para demostrar que Cataluña había conseguido todos sus objetivos.

El máximo responsable de la negociación por parte de la Generalitat, Antoni Castells, no podía ocultar su euforia cuando presentó oficialmente las cifras finales, que según aseguró, otorgaban a Cataluña entre 3.600 y 3.800 millones de euros. Pero solo unas horas después, cuando fue entrevistado en la televisión autonómica catalana, se mostró todavía más lanzado y orgulloso y aseguró, a pesar de lo que dice el Gobierno, que en realidad la aportación para Cataluña será de 4.000 millones de euros.

CiU pide 1.800 millones más

Algo similar hizo el presidente de ERC, Joan Puigcercós, que se arrogó para su partido el mérito de haber arrancado al Gobierno una cifra que se sitúa incluso por encima de lo que reclamaba al Ejecutivo el propio presidente de la Generalitat, José Montilla. Puigcercós convocó una rueda de prensa en la que habló desde un atril en el que se había colocado un cartel perfectamente impreso en el que se leía «3.855 millones de euros» y «105,6%». Las cifras hacen alusión a la cantidad final lograda en una negociación en la que, según dijo, han «plantado cara» al Gobierno y han ganado, y al porcentaje en el que se sitúa ahora Cataluña, 5,6 puntos por encima de la media, cuando en todos los sistemas anteriores se encontraba por debajo.

Pero incluso hay a quienes no les parece suficiente, como el presidente de CiU, Artur Mas, a quien los 3.855 millones de euros le parecen calderilla y reclama directamente 5.630. «¿Por qué renunciar a lo que nos otorga una ley que, por una vez, nos beneficia?», se preguntaba ayer en un artículo en alusión al Estatuto catalán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El tripartito de Cataluña alardea de haber arrancado 4.000 millones a Zapatero