El PP convierte una iniciativa contra el aborto en su primera medida legislativa

Domingos Sampedro

GALICIA

13 may 2009 . Actualizado a las 02:02 h.

Una iniciativa impulsada por el Foro de la Familia, cuya finalidad consiste en crear una red de apoyo a las mujeres embarazadas para facilitarles «alternativas ao aborto», se convirtió ayer en la primera medida legislativa promovida por el PP desde la llegada de Feijoo a la presidencia de la Xunta, a la vez que sirvió en bandeja el primer pulso parlamentario entre el Gobierno y la oposición, que reclamó sin éxito la retirada de un texto que considera abiertamente «reaccionario» por definir la interrupción del embarazo como «a principal causa de morte no noso país».

Coloma Viúdez, una de las responsables de la Red Madre en Galicia, fue la encargada de defender ante los diputados una iniciativa popular que llega a la Cámara autonómica avalada por 23.000 firmas y que en sus nueve artículos reclama a la Xunta que impulse una red «de apoio solidario» a la mujer en estado de gestación con la finalidad de darle «alternativas positivas» frente al aborto.

Entre las medidas que contiene la propuesta, aceptada a trámite con el apoyo del PP y los votos en contra del PSOE y el BNG, están el derecho de la mujer a ser asesorada sobre cómo superar un conflicto en su embarazo, la creación de centros públicos y privados para estos fines, y la posibilidad de que la Xunta los financie.

La socialista Laura Seara criticó que después de «falar tanto de despilfarro» en la campaña electoral resulta llamativo que la primera propuesta legislativa apoyada por el PP no tenga que ver con la crisis, sino que sea para «darlle cartos» a quien «atenta contra os dereitos» de la mujer a decidir en libertad sobre su embarazo. En opinión de la diputada ourensana, la iniciativa contiene «un fondo reaccionario e un contido absolutamente superado neste país», y subrayó que responde a una clara intención «antiabortista».

Imposición de una moralidad

Con más dureza se empleó aún la nacionalista Ana Pontón, quien cosechó tras su intervención el aplauso de varias diputadas socialistas. «Estas posicións o que pretenden é impoñerlle á sociedade unha moralidade», manifestó Pontón, antes de atacar al PP por respaldar en solitario un texto que «condena», dijo, a las mujeres al equiparar la interrupción del embarazo «co asasinato».

La viceportavoz del BNG leyó algunos pasajes de la exposición de motivos de la iniciativa popular, como uno que dice que en los últimos años creció un 79% el número de abortos hasta convertirse «na principal causa de mortalidade do noso país», algo que Pontón reprobó. También la portavoz del PSdeG, Mar Barcón, se pronunció fuera del pleno sobre este asunto remarcando que debutar con esta iniciativa «fala ás claras do Goberno que temos e de cales son as súas prioridades».

La diputada Paula Prado (PP) fue la única que salió en defensa de la iniciativa que, en su opinión, fue concebida para «animar a proseguir un embarazo aínda que sexa en condicións difíciles». Con tono más político, Prado cargó contra la «esquerda seguidora das teses de Simone de Beauvoir» por su desprecio, dijo, a la mujer embarazada, insistiendo en que iniciativas como Red Madre «son moi útiles».