Fomento abre hoy la carretera al puerto exterior de Ferrol, tras casi dos años de demoras


Será hoy cuando, finalmente, quede abierta por completo al tráfico la nueva carretera al puerto exterior de Ferrol, después de casi dos años de sucesivas demoras y de plazos incumplidos. En principio se contaba con ella lista para mediados del 2007.

El Ministerio de Fomento anunció ayer que, a partir de las diez de la mañana, los vehículos podrán comenzar a transitar por los cinco kilómetros centrales de la infraestructura, que se compone de quince. Fue el 11 de septiembre del 2008 cuando se inauguraron los cinco kilómetros iniciales, los más próximos a los nuevos muelles. El 23 de octubre se hizo lo propio con el trecho final, de la misma longitud. Pero la falta del tramo central, de igual extensión, hacía inviable la unión entre ambos por lo que el acceso no servía al tráfico portuario.

Tal y como ya adelantó La Voz el pasado 18 de marzo, el último calendario con el que trabajaba el departamento ahora dirigido por José Blanco apuntaba a mediados de este mes para que se completase la infraestructura, extremo que se confirmó ayer desde el Gobierno central.

Según las cifras facilitadas por Fomento, han sido necesarios 88 millones de euros -incluyendo expropiaciones- para ejecutar una carretera que fue adjudicada inicialmente en solo dos tramos a la compañía FCC, aunque al final su apertura se haya subdividido en tres. Ganó la firma el primer concurso en mayo del 2005 y el segundo en octubre del mismo ejercicio.

Con la puesta en servicio del nuevo acceso, cuya denominación oficial es la de N-655, el puerto exterior de Ferrol se libra de su gran hipoteca para poder entrar en servicio a pleno rendimiento. Queda conectado directamente con la autopista AP-9, la autovía a Vilalba y el gran polígono industrial de Río do Pozo, en el vecino municipio de Narón. El vial es convencional en la mayor parte de su recorrido. De hecho, el 70% aproximadamente de esos quince kilómetros solo disponen de un carril de circulación por cada sentido.

Las empresas

Por lo que respecta a las empresas, con la primera fase de la dársena ya copada por negocios y la segunda en ejecución, hay dos compañías que se han resentido especialmente por las sucesivas demoras en la conclusión de la infraestructura. Ambas requieren del nuevo vial para sacar sus graneles de Caneliñas.

A la que más problemas le ha acarreado la situación ha sido a Endesa. Destinó cincuenta millones de euros a crear un moderno complejo de descarga de carbón en la nueva dársena para poder atender la creciente importación de mineral para alimentar su central de As Pontes. Esas instalaciones están acabadas hace meses, pero solo han podido usarse en pruebas hasta ahora. Desde la compañía se ha reiterado en numerosas ocasiones que solo operaría en fase comercial cuando se dispusiese del acceso completo por el intenso volumen de tráfico de camiones que sacará cada jornada de la rada.

La consignataria ferrolana COP Galicia lleva desde finales del 2007 trasladando clínquer -materia prima para la elaboración del cemento- a cuentagotas hacia la molienda ubicada en Coirós, su destino final. Este granel se está despachando a un ritmo muy inferior del que está considerado óptimo, al tener que transitar los camiones durante buena parte del recorrido para salir del puerto exterior por una vía secundaria, titularidad de la Diputación. Las protestas de los vecinos de la zona por las molestias de ese tráfico pesado provocaron que se restringiese lo máximo posible.

Con la carretera, en resumen, se da plena operatividad a la dársena exterior ferrolana, perteneciente a una Autoridad Portuaria que solo con los muelles interiores y los lucenses de San Cibrao, que también se gestionan desde la urbe naval, consiguió en el 2008 el mayor crecimiento de tráficos de toda España a nivel porcentual con un 16%. Y liderar por primera vez las cifras absolutas de las radas de interés general de Galicia, moviendo más de 12,8 millones de toneladas de graneles y mercancías, su techo histórico hasta el momento.

Los retrasos

¿Cuál ha sido la causa de los retrasos en la finalización de la obra de una carretera de 15 kilómetros? A la lentitud con la que operó Fomento en la etapa de Magdalena Álvarez hubo que sumar el desprendimiento de un talud por las lluvias de abril del pasado ejercicio, que afectó a las dependencias de una base militar que se ubica en la zona de Mougá y que obligó a su reposición, complicando todavía más las tareas en ese trecho central de cinco kilómetros.

En total, han sido media docena los anuncios oficiales que, desde mediados del 2007, se han ido sucediendo sin que ninguno de ellos llegase a cuajar hasta el momento. Esa fecha se pospuso para finales de ese ejercicio. En el 2008 se dieron hasta tres distintas: 31 de marzo, octubre y luego «finales» de año. Ninguna se cumplió. El horizonte pasó después al «primer trimestre del 2009», calendario que también expiró. La séptima ha sido la vencida y, finalmente, la infraestructura se abrirá hoy completamente al tráfico portuario y de vehículos pesados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Fomento abre hoy la carretera al puerto exterior de Ferrol, tras casi dos años de demoras