«Quinten» remite tras alcanzar ráfagas de 155 km/h

Redacción digital

GALICIA

El temporal tira árboles y vallas en las carreteras y está dejando también 8.461 de incidencias en el suministro eléctrico. Mañana volverán con fuerza las lluvias y la nieve.

09 feb 2009 . Actualizado a las 23:09 h.

El temporal de viento Quinten ha comenzado a disminuir su intensidad. El vendaval ha alcanzado su punto máximo en Punta Candieira (Cedeira), con ráfagas de 155 km/h, en un nuevo episodio del invierno más duro en años y que mañana tendrá menos fuerza pero más lluvias y nieve. Emerxencias 112 informa en un comunicado de 37 incidencias en las carreteras y otros seis casos de inundaciones en A Coruña, Lugo y Pontevedra.

La caída de árboles, tierra y piedras causó problemas en carreteras secundarias de la provincia de A Coruña, concretamente en los ayuntamientos de A Pobra do Caramiñal, Porto do Son, Cabanas, Oleiros, Arteixo, Touro, Santiago de Compostela, Val do Dubra, Boqueixón, Ferrol, Bergondo, Vedra, Cambre, A Coruña, Cerceda, Culleredo, Ortigueira, Boiro, Melide, Ordes, Bergondo y As Somozas.

También resultaron afectadas las carreteras de A Fonsagrada, Viveiro y Antas de Ulla (en Lugo); Melón, Barbadás y Ribadavia (en Ourense); y Vilaboa, Ribadumia, Meaño, Tomiño, Vilagarcía de Arousa, A Estrada, Tui, Silleda y Vila de Cruces (en Pontevedra).

Esta madrugada el fuerte viento ha ocasionado la caída de árboles y vallas sobre carreteras de la comunidad. Así, aparecieron árboles en las carreteras de Mañón, Moaña, A Pastoriza o Caldas de Reis. El viento también tiró esta mañana varias vallas en el kilómetro 108 de la AP-9, en Caldas de Reis. La caída de árboles ha afectado también al tráfico del Feve hacia Viveiro.

Las fuertes rachas de viento también han obligado a los Ayuntamientos, como los de Lugo y de Santiago de Compostela, a cerrar numerosos parques públicos y a paralizar las actividades deportivas previstas, tanto en el interior de las instalaciones como en el exterior.

Para mañana, se prevé que el viento sea menos fuerte, pero la situación meteorológica seguirá siendo inestable, con cielos nubosos que darán origen a chubascos, más frecuentes por la mañana, que ocasionalmente serán tormentosos, acompañados de granizo y que en forma de nieve por encima de los 700 metros. Las precipitaciones se producirán sobre todo en el litoral norte y en las zonas altas a las primeras horas del día. Las temperaturas experimentarán un descenso, entre ligero y moderado.

Cortes del suministro eléctrico

Unión Fenosa ha registrado un total de 8.461 incidencias por el corte de la línea debido a la caída de árboles y a las ráfagas violentas de viento. La compañía eléctrica apuntó que la mayoría de las averías se están solucionando y que, a las 21.00 horas, tan solo quedaban cerca de 1.000 clientes sin luz. La eléctrica, que reconoce que el temporal ha vuelto a incidir en las zonas «más machacadas» por las tormentas de las últimas semanas, asegura, además que su previsión es que durante esta noche tan solo queden en torno a 300 casas sin luz.

A primera hora de la mañana, el conselleiro de Industria, Fernando Blanco, remarcó que desde la Consellería y las empresas se está trabajando «coordinadamente» para tratar de minimizar los problemas en el menor tiempo posible.

s.