Un tercio de los concellos tienen más del 20% de sus votantes en el exterior

Avión y Bande suman más emigrantes que censados en el pueblo, y Arnoia y Gomesende, a punto de equipararse


La publicación del censo que regirá en las elecciones del próximo 1 de marzo no ha hecho más que certificar el creciente peso de la emigración gallega de cara a los comicios, y eso que todavía no han alcanzado el derecho al voto los miles de nietos de integrantes de la diáspora que tramitan en la actualidad su acceso a la nacionalidad española en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

Esa cada vez mayor importancia del voto exterior queda reflejada en el hecho de que mientras en las elecciones autonómicas de 1997 los emigrantes representaban el 9% de los posibles electores, ahora ya conforman el 12,6% del censo total de la comunidad, al crecer en ese tiempo en 103.290 el número de gallegos dados de alta en los consulados y embajadas españolas repartidas por el mundo. Mientras en los últimos veintidós años el CERA (censo electoral de residentes ausentes) subió en Galicia un 44,51%, el listado interior bajó además un 0,94%, tras perder 21.836 inscritos.

Echando solo la vista atrás cuatro años y comparando el nuevo censo electoral con el que rigió en las elecciones gallegas del 2005, se puede comprobar cómo es el CERA el que impide que caiga el volumen total de posibles votantes, dado que la bolsa de la diáspora creció en 30.340 personas y la interior cayó en 261.

La colonia exterior se reduce

Esa realidad viene dada por el hecho de que desde la cita con las urnas de hace cuatro años solo 14 ayuntamientos vieron cómo se reducía su colonia exterior, mientras que fueron 231 los que perdieron vecinos censados en el propio municipio.

El detalle de la radiografía general del mapa electoral de Galicia evidencia que un tercio de los ayuntamientos de la comunidad tienen más del 20% de sus posibles votantes residiendo en el extranjero. Así ocurre en 109 municipios, 66 de ellos de la provincia de Ourense, que cada año da signos más alarmantes de su desertización poblacional.

Incluso son catorce los municipios donde el peso de la diáspora llega a suponer que dos de cada cinco electores residan en el extranjero. Avión y Bande son los máximos exponentes de dicha situación, al ser en su caso mayor el número de posibles votantes en el exterior que el de los residentes en el pueblo, en el primer caso por 49 personas y en el segundo por 20. Pero otras dos poblaciones, también de la provincia de Ourense, llevan camino de convertirse en breve en enclaves que podrían estar dominados en las urnas desde la emigración. Gomesende y Arnoia, e incluso Quintela de Leirado, mantienen el equilibrio en favor de los residentes por menos de cien personas, pero como en los dos casos anteriores, han visto cómo en los últimos cuatro años crecía su representación en la diáspora, mientras decrecía la colonia de residentes en el interior.

Emigrantes internos

La cifra total de emigrantes con derecho a voto vigente para los comicios de marzo ha quedado fijada en 335.357, a la que hay que sumar los 373.547 gallegos que viven fuera de Galicia pero dentro del territorio español, aunque la mayoría ha perdido su derecho al voto, al censarse en los ayuntamientos en los que han establecido su residencia. Dicha circunstancia no rige en cambio para los emigrantes, que incluso pueden llegar a votar en elecciones locales del país en el que habitan y en las de su municipio de origen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un tercio de los concellos tienen más del 20% de sus votantes en el exterior