Un peatón de 78 años muere atropellado por una furgoneta en un punto negro de Maside


La lista de víctimas de las carreteras gallegas se vio incrementada ayer con la trágica muerte de Mariano González Fernández, un vecino de Maside (Ourense) de 78 años, que fue atropellado minutos antes de las ocho de la mañana en el kilómetro 22 de la N-541, que une O Carballiño y Ourense, por una furgoneta de reparto conducida por una mujer, que intentó esquivarlo pero no pudo evitar el golpe. Hasta el lugar se desplazó una ambulancia y varios vehículos de la Guardia Civil, pero ya nada se pudo hacer por su vida.

En el momento del accidente, aún de noche, llovía con fuerza y había bastante tráfico en una zona de la N-541 afectada por las obras de construcción del enlace de la autovía Santiago-Ourense. A este cúmulo de circunstancias se unió la mala visibilidad en el cruce en el que se produjo el atropello, uno de los puntos negros del municipio, y la ropa oscura que llevaba puesta el fallecido, hasta el punto que la conductora no supo en un primer momento qué era lo que había golpeado.

El levantamiento del cadáver provocó pequeñas retenciones en dirección hacia O Carballiño, al quedar inutilizado el carril en el que se produjo el trágico atropello.

La muerte de Mariano González Fernández causó una gran conmoción en Maside, donde hasta el momento de su jubilación, hace casi quince años, regentó una tienda de fotografía en la calle Principal. Todo apunta a que el hombre se dirigía a una segunda vivienda de su propiedad que se encuentra junto a la carretera nacional, cerca del lugar del siniestro.

Su muerte, la segunda en apenas treinta y seis horas en la comarca de O Carballiño por atropello (el pasado lunes murió un hombre de 83 años y otro de 78 sufrió una fractura de una pierna al ser arrollado cuando cruzaba un paso de cebra) reabrió el debate sobre la necesidad de que los peatones utilicen chalecos reflectantes en sus desplazamientos, sobre todo de noche, para evitar accidentes.

Embarazada atropellada

Por otra parte, una mujer embarazada, S.?G.?G., de 29 años, resultó herida leve ayer después de ser atropellada en un accidente de tráfico en el centro urbano de la localidad pontevedresa de Marín. Una portavoz del Sergas señaló que S.?G. fue trasladada al Hospital de Montecelo, donde se le diagnosticaron contusiones sin efecto aparente sobre el embarazo.

El suceso ocurrió a las 8.58 horas, cuando la mujer cruzaba la avenida de Ourense, a la altura del paso de cebra que comunica la Alameda de Marín con la estación de autobuses, según apuntaron fuentes de la Policía Local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un peatón de 78 años muere atropellado por una furgoneta en un punto negro de Maside