La Guardia Civil sitúa fuera de Galicia dos de las bandas que asaltaron chalés

GALICIA

04 dic 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Saben quiénes son, quién les proporcionó la información de los dueños de los chalés asaltados y conocen dónde viven. Solo falta atar «un par de cabos» para llevarlos ante un juez. Será cuestión de días. La Guardia Civil presume de tener información más que suficiente «para encerrar» a los integrantes de una de las bandas que en los últimos dos meses asaltaron varias viviendas en Oleiros. El propio delegado del Gobierno reconocía hace unos días que los investigadores estaban muy cerca de la desarticulación de una de esas organizaciones.

También es cierto que este grupo de asaltantes no figura entre los más peligrosos, los que están perfectamente organizados. «Es uno más, sin una infraestructura suficientemente importante», reconocen fuentes de la investigación. Vamos, que más que banda es una cuadrilla «capaz de asimilar prácticas de los grupos bien organizados, pero sin la pericia ni la profesionalidad de los grandes», afirma un agente de la Guardia civil cercano a la investigación.

A ellos se llegó gracias a algunos confidentes, personas cercanas a los asaltantes residentes en el municipio coruñés de Oleiros. Su captura no podría llegar de otra forma. Se trata de delincuentes comunes que tocaron muchas teclas de la delincuencia, desde el tráfico de drogas a atracos varios. Su falta de profesionalidad y su confianza en personas que colaboran con la Guardia Civil los puso a los pies de los investigadores.