La desunión empaña la candidatura gallega al Tribunal Constitucional


El Parlamento constató ayer, una vez más, la ruptura existente entre los socios del Gobierno gallego y la oposición del PPdeG a la hora de hacer propuestas de país o de renovar los órganos colegiados pendientes. Al igual que ocurrió este año con las designación de los senadores autonómicos o la renovación del consejo de administración de la CRTVG (Compañía de Radio Televisión de Galicia), el disenso marcó ayer la elección de los candidatos que promoverá Galicia para formar parte del Tribunal Constitucional, aprobados en solitario por el PSOE y el BNG con la abstención de los populares, que hasta el último momento defendieron su aspiración de poder decidir uno de los dos nombres que serán remitidos a Madrid.

Cumpliendo el guión previsto, los socios del bipartito decidieron promocionar a Josefa Otero Seivane, magistrada en la Audiencia Provincial de Ourense y propuesta por el PSOE, y al abogado ourensano Nemesio Barxa Álvarez, uno de los letrados de cabecera del BNG. Ambos recibieron 38 votos a favor de los 75 posibles de la Cámara.

El PP mantuvo viva su propuesta de patrocinar al magistrado Jesús Souto, miembro del Supremo y ex presidente del Tribunal Superior de Xustiza, así como al ex rector de la Universidade da Coruña José Luis Meilán Gil. Instantes antes de votar, el portavoz popular, Manuel Ruiz Rivas, anunció la retirada de la propuesta para no comprometer el «prestixio persoal» de sus candidatos, pues eran conscientes de que recibiría menos votos que la propuesta de los socios del bipartito.

Eso no impidió que Ruiz afirmase que el resultado de la votación «non vai representar a Galicia», argumento en el que incidió instantes más tarde en los pasillos, al acusar al PSOE y al BNG de «entender Galicia coma un botín» que repartirse con todas las consecuencias.

El nacionalista Carlos Aymerich rebatió esta acusación, al aseverar que con estas declaraciones el PP no creaba el clima «máis propicio ao consenso», mientras Rego (PSOE) calificó de «impresentable» que los populares le nieguen representatividad a los candidatos por no estar apoyados por ellos.

En cualquier caso, la foto de la desunión irá asociada a los candidatos gallegos. Ahora será el Senado, donde tiene mayoría el PP, el órgano que ha de decidir entre los 34 candidatos autonómicos a los 3 que formarán parte del Constitucional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La desunión empaña la candidatura gallega al Tribunal Constitucional