Medio Ambiente dice que no cederá ni un metro costero


La actual depuradora de Vigo ocupa en un tercio de su planta terrenos de dominio público marítimo-terrestre. La Confederación Hidrográfica del Norte, entidad que dirigirá las obras de la nueva estación, se ha comprometido a liberar ese espacio «para que se restaure ese dominio y quede exento».

A pesar de esa intención, la posibilidad de pedir una concesión para seguir ocupando esa franja pública se manejó desde el Concello. Pero la Consellería de Medio Ambiente advirtió ayer que no admitirá que la estación depuradora ocupe ni un solo metro de la marisma, la afección del espacio de ribera que hay que dejar libre o el espacio de dominio público marítimo-terrestre. Fuentes de la consellería insistieron en que el humedal que une la desembocadura del río Lagares y Samil debe ser respetado al máximo.

El alcalde de Vigo se comprometió ayer a buscar más suelo si hace falta, situación que ya había considerado como resuelta en la última visita a la ciudad de Cristina Narbona como ministra, en febrero pasado. Para la nueva depuradora el Concello debe aportar los terrenos, la consellería 74 millones de euros y el resto el Gobierno central con fondos europeos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Medio Ambiente dice que no cederá ni un metro costero