Los propietarios de «La Región» debían al periódico en el 2006 más de 7,5 millones de euros


Dos sociedades concentran la deuda. Ouro, la sociedad controlada por la familia propietaria de «La Región», detentaba en el 2006 el 84,5% de las acciones del periódico con el que, además, tenía una deuda de 6,2 millones de euros.

La gestión del periódico ourensano La Región , un medio de comunicación privado que pretendía reflotar de forma insólita la Diputación con una aportación de fondos públicos de 1,5 millones de euros, está cada vez más en entredicho. Según constata la auditoría de cuentas de la empresa referida al 2006 y elaborada por la consultora KPMG, la familia Outeiriño, propietaria del periódico, ya era al término de ese ejercicio uno de los grandes deudores de la empresa. Los dueños tenían entonces obligaciones de pago con la compañía a través de dos de sus sociedades (Ouro S.?A. y Outro S.?L.) por un importe superior a los 7,5 millones de euros.

Además de esta cantidad, otras empresas del grupo La Región tenían deudas contraídas con su matriz por importe de 3,3 millones. Los auditores de KPMG consideran que la mayor parte del dinero adeudado por la familia propietaria y las filiales del grupo (9,1 millones) debería haber aparecido provisionado en las cuentas del 2006, habida cuenta de las dificultades que tendría la sociedad principal de conseguir que los propios dueños liquidasen sus compromisos financieros.

Esta obligación de provisionar fondos es clave para entender los problemas económicos que acucian al medio de comunicación que pretende salvar la Diputación, toda vez que, de haber seguido los criterios contables que recordaban los auditores a finales del 2006, La Región se habría quedado con fondos propios negativos, una situación contable que los expertos consideran de quiebra técnica.

El periódico ourensano publicó ayer que la ampliación de capital en la que pretendía participar la Diputación servirá para financiar proyectos de futuro. Todo indica, no obstante, que esos fondos públicos, así como las participaciones de un grupo de empresas que habrían sido llamadas a participar en la operación con una aportación de 600.000 euros cada una (Coren, Pérez Rumbao, Copasa y Martínez Núñez, entre otras), servirán para reflotar un medio de comunicación que en sus cuentas del 2006 reconocía tener dificultades de tesorería y cuantiosas deudas con la Agencia Tributaria y el ICO, entre otros organismos. Estos compromisos habían obligado a hipotecar la mayor parte de los activos de La Región: maquinaria, terrenos, instalaciones...

Ante los problemas financieros del periódico, la Diputación pretendía aprobar en el pleno de mañana su participación con dinero público en la ampliación de capital pese a que la institución provincial todavía mantiene deudas con medios de comunicación desde hace varios años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Los propietarios de «La Región» debían al periódico en el 2006 más de 7,5 millones de euros