La comitiva oficial fue recibida con protestas en la nueva estación


Pese al orgullo que Zapatero dijo sentir por la inauguración del AVE a Valladolid, no todo fueron felicitaciones. El presidente tuvo que escuchar a su llegada las sonoras protestas de un numeroso grupo de ciudadanos que exigían el soterramiento de las vías férreas. También protestaban vecinos de Aranda de Duero, Ávila y Segovia que se sienten marginados por el plan de distribución de trenes de Castilla y León. Ya en la estación segoviana Zapatero había sido recibido con pitos por grupos de manifestantes, que en este caso protestaban por lo que consideran una agresión al medio ambiente. El presidente castellanoleonés, el popular Juan Vicente Herrera, agradeció al jefe del Ejecutivo el esfuerzo para la construcción del AVE, pero también le exigió más inversiones en el tren convencional en la región así como una rápida extensión de la red de AVE a otras ciudades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La comitiva oficial fue recibida con protestas en la nueva estación