«Un rascacielos no es el diablo, a veces es la mejor solución»


Una de las cuestiones más polémicas del proyecto del Gaiás es la supuesta incompetencia de Peter Eisenman para hacerse cargo de un trabajo tan importante. La fama del norteamericano no se corresponde con su escasa obra construida.

-¿Se puede ser un gran teórico de la arquitectura y un mal arquitecto?

-Sí, pero eso sería un aparente conocimiento de teoría, porque no se puede hacer nada de calidad que no tenga por detrás un soporte teórico.

-Usted ha evitado los macroproyectos en su carrera. ¿Por qué?

-Porque no hubo la oportunidad. Es natural que en países con otras posibilidades económicas haya más oportunidades para realizaciones de gran escala.

-¿Nunca le han encargado un rascacielos?

-Estoy haciendo uno en Holanda, de 45 pisos, pero para el gusto de lo que se hace hoy ya es pequeño. Cuando se habla de hacer una torre suele haber una reacción tremenda, normalmente ciega, porque un rascacielos no es el diablo. En ciertas circunstancias es la mejor solución.

-¿Cómo se encuentra? ¿Le veremos otros 25 años en la brecha, haciendo arquitectura, como el centenario Óscar Niemeyer?

-No creo..., estoy seguro que no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Un rascacielos no es el diablo, a veces es la mejor solución»