El terreno que propone Ribeira para la depuradora está incluido en la Red Natura


El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, aseguró ayer que la segunda ubicación propuesta por el Ayuntamiento de Ribeira para emplazar la depuradora, situada a unos metros del lugar inicial, está en un terreno que se encuentra incluido en la Red Natura y que, por lo tanto, no es viable construir la estación de tratamiento en este punto.

Vázquez precisó que técnicos del organismo inspeccionaron el terreno y que, al cotejar el plano con la Dirección Xeral de Conservación, se comprobó que se trataba de un espacio protegido. También señaló que esta información fue transmitida verbalmente a técnicos del Ayuntamiento ribeirense. El titular de Medio Ambiente afirmó: «Seguimos esperando a que nos ofrezcan una ubicación conforme a la ley».

Vázquez recordó que el presidente del Gobierno gallego tiene el compromiso de licitar todas la depuradoras necesarias para la comunidad en diciembre de este año y subrayó que Ribeira es el único municipio en el que no hay ningún paso adelante en este sentido: «Que nadie se crea que por estarse quietos no va a pasar nada, porque van a pasar muchas cosas».

El conselleiro fue contundente al advertir que, si no se hace algo para evitar el vertido diario a la ría de Arousa de quince millones de litros de agua sin tratar «cerrarán zonas de producción marisquera y polígonos de bateas». Ante este peligro, manifestó no comprender la actitud de los colectivos marineros ribeirenses, que también se oponen a la estación propuesta: «Me gustaría que me explicasen los mariscadores cómo les vale verter 15 millones de litros diarios sin tratar y no una depuradora».

Multa millonaria

Vázquez también advirtió de otro riesgo, que a la Administración le caiga una multa de miles de millones, como ocurrió en Vigo, si cualquier colectivo presenta una denuncia o si la Unión Europea constata, a 31 de diciembre de este año, que las aguas de Ribeira no se depuran: «El Ayuntamiento no puede incumplir el acuerdo marco».

Sobre el hecho de que el segundo terreno propuesto figure en la Red Natura, el ejecutivo ribeirense señaló ayer que eso no impide que se construya la planta de tratamiento, sino que obliga a efectuar el estudio de impacto ambiental.

Los responsables municipales recordaron que el conselleiro tiene pendiente con ellos y con los portavoces de todos los grupos políticos de Ribeira una reunión en la que, según dijeron, es donde debe comunicárseles si se acepta o no el segundo emplazamiento, situado en el polígono de Couso, y no en una conversación verbal con unos técnicos.

El gobierno local cree que ese encuentro debe servir para encontrar una alternativa de consenso. Sobre este particular, el conselleiro comentó que intentará convocar al alcalde y a los portavoces la próxima semana para que la reunión se celebre cuanto antes.

Uno de los motivos esgrimidos por los colectivos vecinales y marineros, así como por los nacionalistas, para oponerse a la estación prevista es que a ella irán a parar muchos residuos y que, si hay una avería, todas esas sustancias acabarán en las zonas pesqueras. El conselleiro Manuel Vázquez precisó ayer que la depuradora solo tratará lo que ahora se vierte a la ría, con independencia de su capacidad.

El BNG fue uno de los colectivos ribeirenses que desde el principio puso objeciones al proyecto y, de hecho, fue el único grupo que se abstuvo en el pleno de Ribeira en el que se aprobaron las alegaciones a la obra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El terreno que propone Ribeira para la depuradora está incluido en la Red Natura