El gallego, único idioma que no puntúa para ser interventor municipal

El catalán y el vasco son indispensables para optar a funcionario de habilitación nacional


Santiago

Para ser secretario municipal, interventor o depositario en Cataluña es obligado acreditar un conocimiento notable del catalán. En Baleares y Valencia también puntúa la lengua propia, mientras en el País Vasco es indispensable dominar el euskera. El gallego, en cambio, no computa como mérito en las plazas de habilitación nacional publicadas por Administraciones Públicas para los ayuntamientos. Los municipios de Azpeitia, Basauri, Durango o Mondragón, todos ellos en el País Vasco, son algunos de lo que sacaron vacantes a concurso para dotarse de secretario o interventor, según una resolución dictada el 18 de mayo del 2006 por el Ministerio de Administraciones Públicas. Para concursar en todos ellos era imprescindible acreditar el dominio del euskera y un conocimiento de las leyes propias, como el Estatuto, el régimen foral o el concierto económico vasco. La misma resolución del Estado detalla los méritos que se valorarán para las vacantes en Galicia, entre los que figura el conocimiento de la organización territorial, las leyes propias, cursos, publicaciones y experiencia docente, pero nada sobre la conveniencia de saber gallego, lo que facilita que titulados de otras comunidades puedan concursar en Galicia, mientras que los gallegos se topan de entrada con la barrera del idioma en Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, ya que en las dos últimas la lengua propia también puntúa como un mérito.El Parlamento gallego abordará esta cuestión en el próximo pleno, con una iniciativa del BNG que pide el apoyo de los grupos para reclamar a la Xunta que la lengua gallega sea un «mérito computable» para las plazas autonómicas con concurso en el territorio estatal. El portavoz de Cultura de los nacionalistas, Xosé Ramón Paz Antón, alude en su iniciativa al artículo de la Lei da Administración Local de Galicia, que detalla que el gallego es la lengua propia de los concellos.Al margen de lo que dicte el Estado, los concellos gallegos sí disponen de un mecanismo para valorar el conocimiento del gallego en las plazas que convocan, con los denominados «méritos específicos». Pero ni siquiera en el municipio ourensano de Rairiz de Veiga, con alcalde del BNG, puntúa el conocimiento del gallego para acceder a la secretaría municipal. Sí valoran méritos como haber ejercido en un ayuntamiento con taller de empleo. En cambio, concellos como Oleiros, Culleredo y Cambre aprovecharon los méritos específicos para exigir el conocimiento del gallego, que puntúa con un máximo de 1,5 puntos sobre los 7,5 exigibles para presentarse a la convocatoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El gallego, único idioma que no puntúa para ser interventor municipal