La Xunta asume la tutela del niño lucense con signos de maltrato

El menor irá a un centro de acogida cuando reciba el alta hospitalaria


la voz | lugo

?a Xunta ha asumido la tutela del niño lucense de tres años que ingresó en el Hospital Xeral-Calde con signos de haber sufrido malos tratos. El pequeño evoluciona favorablemente de las lesiones que presentaba cuando fue trasladado por su madre al complejo hospitalario lucense, y por el momento continúa recibiendo visitas de sus familiares. Se encuentra controlado en todo momento, mientras no se conozcan los resultados del estudio que están realizando los especialistas para determinar si sufrió los malos tratos físicos y psíquicos sobre los que existen sospechas.Una vez que los pediatras lo den de alta, el pequeño será trasladado a un centro de la Xunta, a la espera de la valoración que realicen los expertos sobre su caso. Además de pruebas médicas, investigarán su entorno social y realizarán entrevistas a las personas más allegadas. El procedimiento se prevé largo. El pequeño fue trasladado el pasado domingo por su madre al Hospital Xeral con heridas que ésta atribuyó a una pelea de hermanos. Entre otras lesiones, el niño presentaba un traumatismo craneoencefálico, lo que hizo sospechar al personal que lo atendió en el servicio de urgencias pediátricas que podría tratarse de un caso de maltrato infantil.ForcejeoAnte la posibilidad de que el menor hubiera sido víctima de episodios de violencia, el personal de pediatría decidió ingresarlo para realizarle un estudio. La madre, sin embargo, no se mostró conforme con la decisión de los médicos de mantener al niño hospitalizado y entabló una discusión con el personal, llegando incluso a producirse algún forcejeo. Al parecer, la mujer negó en todo momento que el hijo padeciera malos tratos.Poco después, el centro sanitario lucense se puso en contacto con el departamento de Menores de la Xunta para comunicar sus sospechas. La decisión inicial que tomó el Gobierno autónomo fue asumir la tutela del pequeño. Los padres podrán visitarlo, en todo caso, porque hasta el momento no existe resolución judicial que lo impida. Si la evolución médica del niño continúa siendo favorable, como hasta ahora, pronto recibirá el alta. La decisión que parece que ya tienen tomada los servicios sociales dependientes de la Xunta es la de trasladar al pequeño de forma provisional a un centro de acogida, en tanto no concluya el estudio que están realizando para constatar si fue o no víctima de malos tratos. En caso de que así se determinara tendrían que delimitar también qué persona o personas pudieron haber sido las autoras de los golpes que provocaron los moratones que fueron descubiertos en diversas partes del cuerpo del pequeño lucense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Xunta asume la tutela del niño lucense con signos de maltrato