Touriño juzga artificial la polémica en torno a las tesis anexionistas del BNG

Quintana pide a Areces y Herrera que corrijan su crítica al proyecto de reforma estatutaria El presidente reclama prudencia al BNG y a las comunidades vecinas para evitar tensiones innecesarias.


santiago

AVE VIGO-OPORTO.El presidente de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal, Carlos Cardoso, insistió ayer, tras reunirse con Touriño, en la necesidad de construir la línea ferroviaria.Emilio Pérez Touriño apeló ayer al sentido común para evitar que la «esaxerada e artificial» polémica desatada en torno a las tesis anexionistas que el BNG defiende en su propuesta de reforma del Estatuto pueda desencadenar «tensións innecesarias» entre Galicia y las comunidades de Asturias y Castilla y León.El presidente de la Xunta abogó por deslindar con «serenidade e prudencia» el discurso de una formación política (que abre la puerta a la anexión de municipios limítrofes para impulsar la normalización del uso del gallego) de la posición del Gobierno autónomo. Recordó que la Xunta no participará en la reforma estatutaria que, precisó, compete en exclusiva al Parlamento, donde aún no se ha constituido la ponencia. Touriño, que a primera hora conversó sobre el asunto con Anxo Quintana, se mostró taxativo en su demanda de sosiego al BNG, pero también a las comunidades vecinas: «Hai que reconducir isto ao terreo da prudencia e o respecto mutuo, tanto de quen opina dende fóra en relación á reforma do Estatuto de Galicia, que debe dar a súa opinión dende o respecto, como quen a pronuncia, a formula e a promove», indicó. El jefe del Ejecutivo recurrió incluso el léxico deportivo para llamar a la calma y centrar el debate. «Neste partido da reforma estatutaria parece que a afección está animada. Hai que pedir prudencia e tranquilidade, porque hai moito animoso disposto a saír ao campo de xogo a criticar ao adversario. Calma e prudencia. A reforma será a favor do país, para que Galicia avance. Non irá contra ninguén. Será a favor do país e por consenso», arguyó Touriño. El vicepresidente de la Xunta, por su parte, remitió sendas cartas a los presidentes de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en las que pide que rectifiquen sus críticas a la propuesta de reforma estatutaria del BNG. Su portavoz parlamentario, Carlos Aymerich, incidió ayer en que el Bloque no alienta ni tiene ninguna ambición territorial fuera de Galicia, sino que se limita a respetar antecedentes históricos que, por ejemplo, ya recogió el Seminario de Estudios Galegos en 1931. Se da la circunstancia de que el actual Estatuto de Castilla y León desarrolla la posibilidad de anexionar las comunidades de Cantabria y La Rioja. El presidente asturiano replicó al BNG que el Estatuto del Principado no contempla «ningún hecho similar» y tachó de inaceptable el argumento lingüístico del discurso anexionista del Bloque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Touriño juzga artificial la polémica en torno a las tesis anexionistas del BNG