Acebes llama a la unidad del PP en torno al «gallego ilustre Rajoy»

La Voz A. L. | PONTEVEDRA

GALICIA

RAMÓN LEIRO

La plana mayor del partido acude a Pontevedra para calentar motores ante las autonómicas Los cinco diputados díscolos de Ourense lo aplaudieron, y Xosé Cuíña no asistió

20 ene 2005 . Actualizado a las 06:00 h.

José Manuel Baltar Blanco, (Baltar júnior) no aplaude los ataques de sus compañeros de partido con tanto entusiasmo como su padre (Baltar sénior), pero ayer, junto con los otros cuatro diputados díscolos del PP gallego, batió varias palmas ante la proclama de Ángel Acebes en Pontevedra en pro de la unidad del Partido Popular de toda España en torno a la figura de «un gallego ilustre, Mariano Rajoy». La reunión de 300 diputados del PP de todos los niveles políticos, desde los parlamentos autonómicos al europeo, sirvió para escenificar el cierre de filas que trata de aplicar el partido para amortiguar el posible coste electoral de sus luchas intestinas. Acebes, protagonista hace dos meses de un insólito enfrentamiento público con Manuel Fraga en plena tormenta sobre la continuidad de Xesús Palmou como secretario general del PP gallego, tampoco desenterró el hacha de guerra. En su discurso de apertura de la interparlamentaria popular, el secretario del partido en España elogió a Rafael Louzán, presidente del partido en Pontevedra, la provincia gallega que se caracteriza por un hasta ahora armónico mestizaje entre los sectores de la boina y el birrete. Al presentar a Palmou, Acebes le hizo un cariñoso gesto con la mano, pero evitó los adjetivos, bajo la atenta mirada de Baltar Blanco y los otros cuatro diputados autonómicos de Ourense que ya amenazaron en dos ocasiones a Fraga con dejarlo en minoría. El espontáneo Fraga Mientras Acebes tejía su duro discurso contra la gestión del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, sobre todo en los ámbitos de política autonómica, economía y relaciones internacionales, irrumpió súbitamente en el auditorio pontevedrés Manuel Fraga, quien fue recibido con esa mezcla de admiración y cariño que tributan los populares a su presidente fundador. Fraga no aparecía en el programa, aunque al parecer su presencia estaba prevista. No habló, pero escuchó las ponencias de sus compañeros como prólogo del acto de clausura que protagonizarán esta mañana el propio presidente de la Xunta y Mariano Rajoy. «Que Fraga siga gobernando Galicia». Este objetivo, que trazó en su discurso Xesús Palmou, se convirtió en la razón de ser del cónclave popular de Pontevedra, en el que participan los principales pesos pesados del PP, como el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien expresó su convencimiento de que el electorado gallego rechazará «las aventuras», en referencia a una posible coalición en la Xunta de PP y PSOE. Estaban, entre otros, Loyola de Palacio y Luisa Fernanda Rudí. No acudió, en cambio, el ex conselleiro Xosé Cuíña.