Dos detenidos por el desfalco de dos millones en un banco de Ourense

Uno de los implicados había sido despedido por la entidad tras detectarse irregularidades La Guardia Civil seguía la pista del ex apoderado de la sucursal desde hace meses


la voz | ourense

El ex apoderado de una oficina del Banco de Galicia y un cliente de la misma sucursal, situada en el polígono de San Cibrao das Viñas, pasaron el jueves a disposición judicial como presuntos implicados en un entramado de falsedades documentales y estafa que, en una primera valoración, ha supuesto para la entidad de crédito un perjuicio de unos dos millones de euros.Las anomalías en las cuentas de la oficina fueron detectadas por una auditoría del propio Banco de Galicia, cuya dirección resolvió, como primera medida, despedir al apoderado, Ramón Leandro A.?M., de 33 años, al tiempo que daba cuenta de sus sospechas a la Guardia Civil.De reboteLa denuncia y la colaboración prestada por la entidad de crédito permitió agilizar una investigación de la que ya tenía conocimiento la Benemérita, al haber saltado las alarmas en el curso de una investigación, iniciada hace más de un año, por un asunto totalmente ajeno.Junto con el empleado del banco, que hace año y medio llegó a Ourense avalado por su pasado profesional en Cambados, fue también arrestado un cliente de la misma oficina de San Cibrao y vecino de Solveira de Paderne de Allariz, José Manuel P.?C., de 39 años, a quien, en medios relacionados con el caso, se le considera colaborador del primero, aunque no el único.Más sospechososLa Guardia Civil, de hecho, sospecha que de las irregularidades cometidas en esta oficina, con la emisión y puesta en circulación de pagarés falsos, tenía noticia algún cliente más y que alguno de ellos pudo haber dado su consentimiento, ya por razones de amistad o a cambio de alguna comisión.La sucesión de irregularidades fue detectada por el banco a finales de marzo, a raíz de que en una oficina del BBVA en Barcelona no aceptasen un pagaré por valor de 800.000 euros. La auditoría interna de la entidad de crédito condujo al inmediato despido del apoderado, que dejó la entidad el pasado 8 de abril, mientras la Guardia Civil apuraba las pesquisas para desentrañar el alcance de las irregularridades. Los dos sospechosos, detenidos el jueves y el viernes, pasaron ayer a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad documental. Quedaron en libertad con cargos y con la obligación de presentarse en el juzgado donde se instruye el caso los días 1 y 15 de cada mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos detenidos por el desfalco de dos millones en un banco de Ourense