El polémico regidor de Noia agranda la conflictiva leyenda del Concello

La villa no ha recobrado la estabilidad desde la abrupta caída de Pastor Alonso El regidor, del PSOE, resiste sólo con el apoyo de seis concejales sobre diecisiete


redacción

«Noia é un concello conflictivo», dice el alcalde, el socialista Rafael García, quien con su carácter autoritario, su juventud (28 años) y su acosado gobierno en minoría agranda la leyenda del municipio, heredera de los polémicos tiempos del nacionalista Pastor Alonso, regidor de 1987 a 1992. Con seis concejales de diecisiete, García ha gobernado en clara inferioridad y cultivando el enfrentamiento dentro y fuera del municipio.El médico ferrolano Pastor Alonso, que ahora vive en Francia, hace mucho tiempo que se fue de Noia, pero en la villa sigue pesando su legado. Por ejemplo, el Bloque, la fuerza a la que perteneció el ex alcalde, aún no ha acabado de levantar cabeza y tiene sólo tres concejales. Alonso logró en 1991 la última mayoría absoluta de Noia, antes de que al año siguiente todo saltará en pedazos: lo expulsaron del BNG y los tribunales lo inhabilitaron, después de una etapa repleta de movilizaciones populares y conflictos.Alternativa Galega, el fracasado partido creado por Alonso con ambiciones autonómicas, gobernó hasta 1995 y, después de las elecciones, apoyó el gobierno del PP, presidido por Carmen Abeijón.Pero en 1999 apareció en escena Rafael García, que se convirtió en el alcalde más joven de Galicia, con sólo 25 años, al recuperar el poder que el PSOE había perdido en 1987. El pacto de socialistas y nacionalistas para toda Galicia funcionó en la sesión de investidura, y García comenzó a mandar, en una posición de clara debilidad que ha tratado de superar con su carácter enérgico.El Concello funciona con el presupuesto prorrogado del 2000, en un clima de constante enfrentamiento.En febrero de este año sobrevoló el fantasma de la moción de censura, después de unas declaraciones del portavoz del BNG en las que invitaba al PP a derribar al alcalde. El propio Fraga también se pronunció a favor. Pero el entendimiento entre nacionalistas y populares era imposible.Desde entonces, la tensión parece haberse reducido. «Estamos nun período de vacacións», explica Fidel Diéguez, portavoz del BNG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El polémico regidor de Noia agranda la conflictiva leyenda del Concello