Vocación de proximidad

LUIS VILLAMOR EL PERFIL José Ramón Vázquez Sandes


IENE 72 años y fue presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Es un hombre discreto, independiente y de consenso, cualidades muy apreciadas para ejercer como defensor de todos los gallegos. Dicen los que le conocen bien que tras su apariencia distante se esconde una personalidad próxima, de «trato directo», entrañable y sensible al hecho social.Durante la dictadura, este ilustre jurista, natural de Neda, no rehuía a díscolos y demócratas. «Hablaba y se encontraba con todos», relata una persona de su entorno profesional. Vázquez Sandes ha sido desde hace meses la apuesta personal de Manuel Fraga, sabedor el presidente de la Xunta que defendía la figura de un profesional intachable, al que nada podían reprochar las filas opositoras.La refriega preelectoral evitó lo que, de otra manera, hubiera sido un «sí» inequívoco de todos los grupos hace un año. Como lo ha sido ahora. Vázquez Sandes, padre de cuatro hijos, todos abogados, tiene un amplio currículum profesional: ha sido juez de primera instancia e instrucción en localidades de Segovia, Burgos, A Coruña y Badajoz. También ha ejercido como magistrado de la Audiencia de Pontevedra y presidente de la Audiencia Provincial de Salamanca. En la actualidad es magistrado emérito de la Sala Primera del Tribunal Supremo.A modo de curiosidad, José Ramón Vázquez Sandes presidía la junta electoral cuando el nacionalista Camilo Nogueira lograba ajustadamente su escaño por Pontevedra. Personas de la judicatura coinciden en resaltar en toda circunstancia su independencia de criterio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vocación de proximidad