La UE lanza una ofensiva para ganar peso en la estructura pesquera internacional

El Parlamento aspira a un sistema de votaciones ponderadas en los organismos multilaterales La Comisión y el Parlamento europeos han decidido desempolvar su artillería diplomática para tratar de avanzar posiciones en el campo internacional de la pesca y ganar peso en los organismos en los que se toman acuerdos que interesan a la flota comunitaria. La Eurocámara ha encargado un estudio sobre las posibilidades de introducir un modelo de votación ponderada, de modo que la UE reuniese el mismo número de papeletas que de países socios. El bloqueo del Acuerdo Galápagos es otro de los objetivos.


VIGO

A juicio del eurodiputado popular gallego y presidente de la Comisión de Pesca de la Eurocámara, Daniel Varela, presente ayer en el Club Financiero de Vigo (CFV) en las Jornadas de Seguridad en el Mar, la Unión ha decidido desprenderse de su piel de cordero y atacar directamente la línea de flotación de la estructura pesquera internacional. La iniciativa no puede ser más sencilla, pero también inédita. Desde el Parlamento pretende saberse en qué medida es posible cambiar el actual modelo de votación (un país, un voto) en los organismos multilaterales de pesca e introducir la fórmula de la votación ponderada.Desde la cumbre de Niza, este arbitraje parece haber abierto los ojos a los Quince acerca de la manera de controlar el poder en el seno de la UE, contentando a las principales potencias. La Eurocámara se ha apresurado a encargar un estudio jurídico para conocer las posibilidades de aplicar este juego de equilibrio político en los organismos pesqueros internacionales en los que la UE tiene voz y voto, pero sólo uno para todos sus estados. El estudio puede aportar una solución al hecho de que, por ejemplo, las Islas Maldivas tenga igual peso que la UE.En este sentido, la ofensiva diplomática de Bruselas ha dirigido su mirada al reciente Acuerdo Galápagos -firmado entre países del Pacífico sur- y que trata de cercenar los intereses pesqueros de la flota comunitaria, principalmente gallega. Chile abandera una propuesta para bloquear las descargas de buques comunitarios en los puertos de sus costas. El conflicto ha llegado al GATT y a Naciones Unidas y, de momento, sigue siendo un juguete de la alta política y de las más elevadas instancias económicas y políticas internacionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La UE lanza una ofensiva para ganar peso en la estructura pesquera internacional