La Comisión Europea propone por primera vez fijar cuotas de pesca plurianuales

Domingos Sampedro
DOMINGOS SAMPEDRO A CORUÑA

GALICIA

SIMÓN BALVÍS

Galicia aplaude la iniciativa porque crearía un marco más estable para la actividad de la flota En una decisión sin precedentes, la Comisión Europea propuso ayer que se establezcan Totales Admisibles de Capturas (TAC) plurianuales para mejorar la gestión de los recursos pesqueros en aguas comunitarias. Esta medida, reclamada varias veces por los armadores gallegos e incluso recogida en el documento elaborado por la Xunta para la reforma de la Política Pesquera Común en el 2002, rompería la dinámica de fijar año tras año las cuotas extractivas e incluso posibilitaría que las empresas previesen mejor su actividad futura. La iniciativa de la Comisión será debatida a finales de esta semana en el Consejo de Ministros de Pesca.

11 dic 2000 . Actualizado a las 06:00 h.

La propuesta de la Comisión Europea sobre las cuotas plurianuales aparece recogida en una comunicación oficial que se remitirá a la Eurocámara y a los Quince y, de prosperar, modificaría sustancialmente el marco pesquero comunitario. En la actualidad, los Estados miembros fijan anualmente los TAC o topes de capturas y el posterior reparto por cuotas para cada socio. Pero este sistema «impide la adopción de medidas a largo plazo para salvaguardar o restablecer los recursos», según un comunicado de la Comisión. Bruselas cree que establecer las capturas de forma plurianual contribuirá a una mejor «racionalización» de la gestión pesquera y permitirá a los pescadores programar su actividad con tiempo suficiente. Aspiración gallega España es partidaria de introducir cupos plurianuales para suavizar el impacto que tienen los recortes decididos en cada mes de diciembre por el Consejo de Pesca. También es una vieja aspiración de los armadores gallegos y de la Xunta, que la recoge en el documento elaborado para reformar la Política Común de Pesca. El comisario de Pesca, Franz Fischler, cree que esa nueva estrategia debe estar acompañada del «principio de precaución con el fin de optimizar la conservación de los recursos». La UE ya utiliza este sistema en la gestión de determinadas pesquerías, las relativas a los acuerdos con países terceros. No obstante, la extensión de esa programación requerirá de estudios previos para comparar sus ventajas y sus desventajas, añade el comunicado.