Las innovaciones científicas llegan a la sociedad

S. C. REDACCIÓN

GALICIA INNOVA

Galicia pone en marcha el programa Ignicia, cuyo objetivo es trasladar al mercado las aplicaciones comerciales generadas de los centros de investigación

21 sep 2021 . Actualizado a las 11:40 h.

La ciencia gallega tiene mucho que aportar a la sociedad. Pero lograr que los avances desarrollados en los centros de investigación lleguen a hacerse efectivos en el día a día de la población no siempre es tarea sencilla. La administración gallega lleva años peleando para lograr acabar precisamente con estas barreras y acompañar a los centros de conocimiento gallegos en este camino. Y precisamente con este objetivo, la Xunta de Galicia, a través de la Axencia Galega de Innovación (Gain), y con la colaboración de la Fundación Barrié, ha puesto en marcha una nueva edición del programa Ignicia Proba Concepto, una iniciativa pionera en España que promueve el desarrollo de aplicaciones comerciales de las investigaciones generadas en los centros de conocimiento gallegos, facilitando así la validación de la tecnología y la elaboración de planes de negocio. Tal y como desvelaron hace unas semanas, en esta tercera edición han sido un total de siete las propuestas ganadoras y que, por tanto, contarán con la ayuda de la administración.

«O obxectivo principal é promover a transferencia dos resultados da investigación que se xera nos centros de coñecemento galegos e levar eses resultados ao mercado para facer rendible a investigación en Galicia», explicó la directora de Gain, Patricia Argerey. Tal y como apuntan desde la Xunta, de los proyectos seleccionados, dos están promovidos por la Universidad de Vigo, otros dos por la Universidad de Santiago de Compostela, uno por la Asociación de Investigación Metalúrxica del Noroeste (Aimen), otro por el Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia (Gradiant) y el séptimo por la Fundación Profesor Novoa Santos da Coruña. De las propuestas escogidas -en total se presentaron 28 proyectos- cuatro pretenden llegar al mercado a través de la creación de una spin-off, mientras que los otros tres proponen el licenciamiento a la industria.

Y si se echa un vistazo a las cifras, el presupuesto total solicitado asciende a los 2,8 millones de euros, lo que supone un importe medio de cerca de 400.000 euros. Explican desde la Administración autonómica que los proyectos tendrán una duración de dos años y contarán con la participación de una treintena de investigadores.