Mónica Chao, directora de sostenibilidad de IKEA: «La economía circular es una clave de futuro»

L.P.B.

GALICIA INNOVA

Mónica Chao, directora de sostenibilidad de IKEA y presidenta de WAS
Mónica Chao, directora de sostenibilidad de IKEA y presidenta de WAS Arturo de Lucas

«A veces se pone la responsabilidad en el ciudadano pero hay un papel muy importante en las empresas. Si desde las compañías realizamos economía circular estaremos facilitando a los ciudadanos esa transición»

22 jul 2021 . Actualizado a las 14:23 h.

Nacida en Lugo, Mónica Chao se ha convertido en un referente de la sostenibilidad. Se especializó en esta materia, como ella misma reconoce entre risas, «casi antes de que existiera la propia palabra» y ahora es directora de sostenibilidad de Ikea y preside la organización WAS (Women Action Sustainability), una asociación sin ánimo de lucro que pretende elevar la sostenibilidad al primer nivel estratégico de las empresas y de la sociedad. En esta organización colaboran mujeres de decenas de empresas de primer nivel con el objetivo de poner en el centro el avance económico basado en el cuidado del medio ambiente.

Valorando la evolución en este ámbito, Mónica Chao tira de memoria y apunta que «si nos remontamos a los finales de los noventa, el cambio es exponencial». Para ella la principal diferencia es que «inicialmente la sociedad no estaba preocupada por estos aspectos de forma mayoritaria y las empresas tampoco» pero considera que estamos viviendo en la actualidad «un cambio 360» porque «estamos en un momento en el que confluyen los intereses de la administración con el de las empresas y con el de la sociedad».

Chao tiene claro el objetivo principal. «En WAS identificamos como clave de futuro la economía circular», reconoce y también apunta que para conseguir «pasar de una economía lineal a una circular el papel del diseño es clave, porque las personas que están pensando los productos tienen un papel determinante en cómo va a ser la vida del producto y cómo va a poder ser el fin de esa vida». «A mí por ejemplo me pone muy nerviosa comprar algo y que el envase esté hecho de varios materiales, desde el diseño se puede facilitar a los ciudadanos que seamos sostenibles», comenta.