Los drones preparan el despegue gracias al Polo Aeroespacial

GALICIA INNOVA

ALBERTO LÓPEZ

El Plan Estratéxico 2021-2025 es la hoja de la Xunta para consolidar una red de empresas e innovación en torno a los vehículos aéreos no tripulados

22 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No solo está aquí, sino que la revolución de los cielos ya coge vuelo para el próximo lustro gracias al Plan Estratéxico do Polo Aeroespacial de Galicia (2021-2025), aprobado recientemente en el Consello da Xunta. El programa, coordinado por la Vicepresidencia segunda y la Consellería de Economía, Empresa e Innovación, será la hoja de ruta para impulsar el sector de los vehículos aéreos no tripulados (drones), atraer inversiones y consolidar una red de innovación y empresas en territorio gallego. En concreto, el plan de la Xunta fija como prioridad la consecución de un triple marco estratégico: el desarrollo industrial gallego; el fomento de las capacidades tecnológicas e innovadoras a través de la creación y transferencia de conocimiento al mercado; y la creación de empleo de calidad. La previsión es que gracias a él se alcancen unos 3.000 puestos de trabajo en torno al Polo y que este contribuya a la recuperación económica, alineándose así con los objetivos españoles y europeos para crear riqueza a corto plazo, pero también pensando en las tecnologías y los mercados de los próximos años.

A partir del documento se desarrollarán una treintena de actuaciones que se basan en la colaboración público-privada y que incluyen desde la financiación de grandes programas de I+D para apoyar las nuevas tecnologías hasta la realización de actividades escolares para despertar el interés científico entre los más jóvenes.

Una de las piezas clave de ese ecosistema que la Xunta quiere impulsar y consolidar es el aeródromo de Rozas, en Castro de Rei (Lugo), donde empresas líderes en el sector como Indra o Babcock (dos de las compañías tractoras del polo junto a Boeing) tienen sus propios hangares para desarrollar proyectos innovadores. Las instalaciones de ese Parque Tecnolóxico e Industrial, que se encuentra en una primera fase de urbanización, se están poniendo a disposición de la comunidad científica y empresarial para llevar adelante proyectos de base tecnológica. La infraestructura, por tanto, está orientada al I+D+i, pero también contribuye al Centro de Investigación Aeroportada de Rozas (CIAR); unas instalaciones pioneras en Europa para la realización de ensayos certificados y en donde también se investiga con vehículos aéreos no tripulados. Del Parque Tecnolóxico, hasta ahora se han urbanizado más de 31.400 metros cuadros y unos 7.100 son parcelas para empresas. La inversión realizada suma 4,5 millones en total, contando también los dos hangares.