El sector alimentario gallego crece con su aceleradora

La tercera edición de la Business Factory Food acaba de seleccionar a 14 proyectos que participarán en sus dos programas formativos y accederán a planes de capitalización

Los participantes de la tercera edición de la Business Factory Food recibirán formación con profesionales de larga trayectoria
Los participantes de la tercera edición de la Business Factory Food recibirán formación con profesionales de larga trayectoria

redacción / la voz

Un año más, la aceleradora del sector alimentario gallego ofrecerá a distintos proyectos, de dentro y fuera de Galicia, sus dos programas formativos: el de aceleración y el de consolidación, ambos para profesionalizar su actividad en el mercado. Los participantes de esta tercera edición de la Business Factory Food (BFFood), dinamizada por el Clúster Alimentario de Galicia (Clusaga) y con la colaboración de la Xunta, serán un total de 14, de los que ocho han sido seleccionados para el de aceleración -orientado a poner en marcha las iniciativas que dan sus primeros pasos en el sector- y seis para el de consolidación, en el que las ideas llegan más trabajadas y se acaban de afinar gracias a los consejos de profesionales de primera línea. La mayoría son startups gallegas, aunque también hay iniciativas de Madrid, Barcelona, Bilbao o Logroño, que fueron elegidas entre las 62 candidaturas nacionales e internacionales que se presentaron.

Todos los participantes reciben un apoyo personalizado a su proyecto, que dura nueve meses en el caso del programa de aceleración y un año en el de consolidación, a partir de los consejos de profesionales de empresas con una larga trayectoria industrial. Ese es uno de los puntos fuerte de ambos programas: los mentores pertenecen a una veintena de compañías como Bodegas Martín Códax, Café Candelas, Calvo, Quescrem, Torre de Núñez o Vegalsa Eroski, interesadas en soluciones innovadoras alineadas con las propuestas de los proyectos, lo que genera importantes oportunidades de negocio para ambas partes.

Cada uno de los mentores acompaña alguna de las iniciativas y transmite una visión de primera mano del sector, siempre atendiendo las necesidades concretas de los participantes. «Galacteum ya hace cosas con suero, Clun tiene mucha experiencia con el márketing y Carmen Lence [de Lence, Grupo Leite Río] lo conoce todo», explica Pilar Veiga, una de las socias de KaldoS, uno de los proyectos que participa en el programa de aceleración y que trabaja en el aprovechamiento del suero de las queserías para la obtención de bebidas dirigidas al sector hostelero. «Es un empujón importante y nos ayuda a desarrollar el trabajo artesanal que estamos haciendo, con los pocos medios que tenemos, de una forma mucho más profesional», añade Veiga sobre la aceleradora, que también ofrece un importante apoyo económico.

Los de aceleración pueden optar, a través de la Axencia Galega de Innovación (Gain), a 25.000 euros a fondo perdido y a una capitalización de hasta 50.000 euros a través de un préstamo participativo de XesGalicia. Por su parte, los de consolidación podrían llegar a una capitalización de hasta 250.000 euros.

Entre los participantes hay proyectos de todo tipo, que dan respuesta a los distintos retos que enfrenta el sector en el corto-medio plazo. Ejemplo de ello es QR4Food, una spin-off de la Universidad de Barcelona que propone un sistema de etiquetas y tintas inteligentes para monitorizar la calidad de los alimentos frescos envasados.

Es una de las ideas que forma parte del programa de consolidación, al igual que otras como Galinsect o Kiwanda Food que ya habían participado en el de aceleración de la pasada edición. La primera es una startup de Pontevedra que trabaja en la obtención de proteína de insectos y abono orgánico a partir de residuos hortofrutícolas. Los profesionales que acompañarán esta iniciativa serán Juanjo de la Cerda, director corporativo de I+D y calidad de Nueva Pescanova; Carlos Alberte, director técnico de viticultura de Viña Costeira; y Antón García, CEO de Corporación Laber.

Por su parte, Kiwanda Food tiene su origen en Santiago y ofrece soluciones de stocks, trazabilidad y control de disminuciones para empresas hortofrutículas, respondiendo así al reto de la logística y contando con el apoyo de José Carlos Vila, director general de Kiwi Atlántico.

Iria y Martín comenzaron a trabajar en su proyecto (ODSProtein) en la Universidade de Vigo
Iria y Martín comenzaron a trabajar en su proyecto (ODSProtein) en la Universidade de Vigo

Más proteína para el lácteo y los preparados alimenticios

De las aulas al programa de aceleración. Así ha crecido la investigación de Martín Rodríguez e Iria Varela, dos biólogos que comenzaron a interesarse en la Universidade de Vigo por una proteína que ahora desarrollan para la industria alimentaria bajo el nombre de ODSProteín. «A partir dun fungo e mediante un proceso industrial, que comeza cunha etapa de fermentación nun bioreactor, recollemos a biomasa resultante e cun par de procesos máis temos unha proteína para engadir a diferentes sectores da industria alimentaria», explica Martín Rodríguez.

Entre los sectores en los que podría encajar su proyecto destaca el lácteo, razón que explica que uno de sus mentores sea Rubén Hidalgo, director de innovación y emprendimiento Capsa Food (Larsa), además de Antón García, CEO de Corporación Laber. Con la proteína que están desarrollando, ambos investigadores podrían incrementar el valor o las características organolépticas de productos lácteos. «Unha das ideas sería crear unha gama de leite con maior valor de proteínas ou produtos pensados para deportistas», ejemplifica Rodríguez, que añade que ni en España ni en ningún país del sur de Europa se comercializa una proteína como la que proponen. «O máis parecido é unha empresa que a partir dun proceso similar fai preparados alimenticios: produtos con alto valor proteico, de fibra e baixos en graxas», matiza el biólogo.

Las oportunidades que ofrece ODSProtein no están solo en el resultado final del producto o preparado, sino también en la producción de la proteína. Al ser un proceso industrial, describen, se pueden ahorrar importantes recursos como el agua, sobre todo si se comparan con la obtención de otras proteínas. «Poderíase usar para hamburguesas, por exemplo. Algunhas empregan proteínas de soia ou avea, pero a soia, por exemplo, usa grandes cantidades de espazo para cultivar e aquí non sería necesario», precisa Martín.

Validar su trabajo

Hasta ahora, el proyecto de estos dos biólogos ya ha cosechado diferentes éxitos en concursos de innovación o programas de ideas de emprendimiento. A partir de uno de ellos conocieron la Business Factory Food (BFF) y el Clúster Alimentario, lo que después les llevó a inscribirse en el programa para consolidar su proyecto. «O programa de aceleración comezou hai pouco, xa tivemos as primeiros reunións e agora vamos comezar coa parte máis práctica. Aí estará o mentoring, a formación e o acceso a un catálogo de infraestruturas para validar experimentalmente a nosa proteína dentro de certos sectores», cuenta Rodríguez, que valora positivamente la experiencia para darle una dimensión más profesional a su trabajo y centrarlo todo lo posible.

El siguiente paso, consideran, podría ser darle continuidad a la profesionalización con el programa de consolidación una vez que terminen el de aceleración, aunque esa posibilidad prefieren estudiarla llegado el caso. «Vamos pouco a pouco e cando pasen os nove meses, dependendo de como nos vaia e en que punto esteamos, pensaremos no de consolidación», matiza Martín Rodríguez. Por el momento, además del trabajo codo con codo con profesional de primera línea de la industria alimentario, el apoyo económico que les traerá el programa se les presenta como un empujón extra y muy atractivo. «Nese sentido tamén está moi ben, porque grazas a isto non tes que poñer tantos cartos da túa parte para arrancar co proxecto», subraya Rodríguez en relación a los 25.000 a fondo perdido del programa. 

La plataforma de José Manuel y Roberto (Wapping) ofrece beneficios hiperpersonalizados para los clientes finales
La plataforma de José Manuel y Roberto (Wapping) ofrece beneficios hiperpersonalizados para los clientes finales

Una forma de fidelizar clientes de retail y marcas

Saber más de los clientes para poder fidelizarlos. Esa es la idea detrás de Wapping, una plataforma desarrollada por José Manuel Maseda y Roberto García y que forma parte del programa de consolidación. La herramienta, que llevan desarrollando unos cuatros años y que salió al mercado hace uno y medio, está dirigida a retailers y marcas. Actualmente están trabajando con algún gran nombre de la distribución de alimentos, pero también de otros sectores como el de la moda. «O que ofrecemos é coñecer moito mellores os clientes finais e xerar fidelización», resume uno de los socios, José Manuel Maseda.

Gracias al conocimiento preciso de los compradores, la plataforma ofrece acciones muy concretas para ellos. «Nun supermercado, por exemplo, os clientes finais identifícanse cando fan unha compra e no ecommerce xa vai integrado directamente. A ferramenta traza os seus comportamentos: o que compran e o que non, a idade ou onde viven. A partir de aí pódense xerar programas, servizos e beneficios hiperpersonalizados para cada un dos clientes. Se compras comida bio, por exemplo, o retailer vai detectalo e pode darche descontos para esa gama de produtos», explica Maseda, que añade que al final todo eso redunda en una captación de clientes y en fortalecer la relación comercial con ellos.

Además, la plataforma permite otras acciones como la atracción de usuarios a partir de tarjetas regalo u otros tipos de premios para aquellos que compartan campañas en redes sociales, y añade servicios digitales específicos como el tique digitalizado, «que acabará chegando a todo o mundo do retail antes ou despois, aínda que agora uns vaian máis avanzados que outros», apunta Maseda.

Datos en tiempo real

Una de las innovaciones que Wapping está desarrollando para su plataforma es un nuevo módulo que le permitirá a los retailers multimarca ofrecer información en tiempo real a las marcas. De esta forma, tendrán más información sobre cómo funcionan sus productos y permitiría la activación dinámica de campañas sobre el consumidor final. «O supermercado pódelle dar á marca de atún moita información que non ten, porque as marcas están cegas. Agora traballan con enquisas e estudos de mercado que custan moitos cartos, pero que só dan unha foto fixa. Con información en tempo real poderían ser as propias marcas as que lancen campañas concretas para segmentos concretos de clientela final», indican.

Por ello, el programa de consolidación se presenta como una oportunidad para que la plataforma se siga desarrollando con información de primera mano tanto de distribuidores como, sobre todo, de productores, como los que hasta ahora han trabajado menos. Las mentores en el programa son Carmen Lence, CEO de Lence (Grupo Leite Río) y Mónica Cascallar, directora de innovación de Congalsa. «Xa temos cousas definidas deste novo módulo, pero todo o que nos digan vainos enriquecer moito. É ter a definición directa do mercado antes de lanzalo», concluye Maseda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El sector alimentario gallego crece con su aceleradora