Galicia fía a la innovación su plan contra el coronavirus

GALICIA INNOVA

ALBERTO LÓPEZ

La Administración gallega impulsa el desarrollo de ocho proyectos de pymes y entidades de la comunidad destinados a la lucha contra la pandemia

26 oct 2020 . Actualizado a las 19:41 h.

El mundo entero se ha volcado en la búsqueda de toda clase de soluciones que permitan a la sociedad plantar cara a la pandemia. Cualquier ayuda es poca y, conscientes de ello, los grandes y pequeños que forman parte del tejido productivo han centrado sus esfuerzos en dar con la tecla que permita a la ciudadanía convivir lo mejor posible con un virus que ha trastocado por completo el mundo tal y como lo conocíamos. Y Galicia no se ha quedado atrás. Las pymes y las grandes empresas de la comunidad también se han puesto manos a la obra para aportar su granito de arena a la lucha.

Los resultados demuestran que los esfuerzos van por muy buen camino. Prueba de ello son las ocho soluciones innovadoras que están desarrollando pymes y organizaciones de la comunidad con la ayuda de la Xunta. La Administración gallega impulsará el avance de estos proyectos destinados a plantar cara al coronavirus. Y lo hará poniendo sobre la mesa un presupuesto de casi 750.000 euros que se destinarán a la ejecución de unos proyectos que podrán ser transferibles al sector de la salud, la industria o incluso el comercio.

Los proyectos han pasado un exhaustivo control. De hecho, los convenios de colaboración que se firmarán entre los desarrolladores y la Xunta son el resultado de la selección realizada por agentes externos especialistas en la materia. Y el fruto son un total de ocho iniciativas -seis de ellas son de pymes y otras dos pertenecen al ámbito universitario- que ofrecen alternativas para algunos de los principales problemas que ha provocado el virus.

Un buen ejemplo es el proyecto de AMSlab, que se encuentra inmerso en el desarrollo de una innovación que permitirá una rápida y muy sencilla detección molecular del SARS-CoV-2. Bionix SupplyChain Technologies pondrá solución a uno de los principales problemas que se toparon los hospitales durante los meses más duros de la pandemia: la falta de respiradores. Esta pequeña empresa apuesta por un respirador de bajo coste industrializable a escala. También camina por este sendero Técnicas de Soft, que avanzará en un respirador autónomo reutilizable. Otro de los proyectos que contará con el apoyo de la Administración gallega será Fentotek, que trabaja a destajo para desarrollar un ventilador invasivo con control de impulsión lineal. Por su parte, Creativigo Consultores de Innovación se encuentra inmerso en el desarrollo de un sistema de control de accesos por reconocimiento facial con captura de temperatura. En Setga, por su parte, se desarrollan unas cabinas esterilizadoras.

No solo las pymes participarán en este proyecto. El saber hacer de las universidades también es importante en la batalla contra el virus. Y en la Universidade de Santiago de Compostela (USC) se investiga para sacar adelante un sistema de cartografía de riesgo del coronavirus en los espacios urbanos y rurales de la comunidad. El objetivo es sencillo: conocer dónde se localizan los principales focos de contagio, permitiendo así saber de antemano cuáles son los espacios clave en los que hay que centrar la actuación para frenar la propagación de la pandemia.

En la Universidad de Vigo también aportan valor a la iniciativa. Ellos lo hacen desarrollando y validando operativas de vuelo con sistemas aéreos no tripulados (los famosos drones) para efectuar tareas de desinfección.

Una aceleradora

El tejido gallego tiene talento. E ideas. Escucharlo puede marcar la diferencia. Por ello, la Xunta también ha decidido poner en marcha la aceleradora Connect-19, una iniciativa dotada con 600.000 euros que permitirá consolidar una veintena de proyectos de pequeñas y medianas empresas centrados en el desarrollo de soluciones innovadoras frente al coronavirus. El objetivo es que estos veinte planes puedan consolidarse, reforzarse, crecer y mejorar a lo largo de los próximos meses.

Tienen potencial para hacerlo. No hay más que analizar algunas de ellas. Porque entre la cartera de proyectos se pueden encontrar máscaras infantiles biodegradables hechas con fibras vegetales o sistemas de vigilancia de aforo en espacios públicos a través de drones. No son los únicos. Porque también la Xunta está apoyando otras iniciativas como el desarrollo de ingredientes cosméticos con capacidad antiviral para incorporarlos a diferentes productos del mercado o la puesta en marcha de herramientas para el teletrabajo.