Galicia, a la vanguardia en el desarrollo de nuevos medicamentos

La primera incubadora de nuevos fármacos de España, impulsada por la Xunta, Kaertor y Janssen, desarrolla con éxito terapias para el alzhéimer, párkinson y cáncer hepático


Redacción

La biotecnología es un área en el que Galicia aspira a convertirse en referente. Un objetivo que está cada vez más cerca tras darse a conocer los primeros resultados de la incubadora gallega de nuevos fármacos, el programa I2D2, una iniciativa pionera impulsada por la Xunta de Galicia (Consellería de Economía, Emprego e Industria, a través de Gain) y la fundación Kaertor, con el apoyo de la empresa Janssen Cilag. Gracias a esta incubadora, la primera de España, tres fármacos para el alzhéimer, el párkinson y la fibrosis/cáncer hepático están más cerca de convertirse en una realidad, llegar al mercado y, por tanto, beneficiar a los pacientes. Se trata de terapias con las que dar respuesta a necesidades clínicas que no están cubiertas.

Las tres propuestas fueron seleccionadas de entre las 157 recibidas -el 40 % centradas en el ámbito de la oncología y el 20 % en neurología- tras la convocatoria internacional que lanzó Kaertor, y de las que el 7 % procedían del extranjero. Las iniciativas están enfocadas a profundizar en las áreas de la neurociencia, y del metabolismo/oncología, y han sido presentadas por la empresa vasca Quimatryx (alzhéimer), la Universidad Complutense de Madrid (párkinson) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (fibrosis y cáncer hepático). En los tres casos se trata de terapias innovadoras que no existen hoy en día en el mercado, y las tres han sido desarrolladas íntegramente en Galicia en su fase inicial. En este tiempo, además, el trabajo realizado permitió generar y mantener 42 puestos de trabajo, y se ha creado una red de expertos de Kaertor, conectando Galicia con los centros de decisión del sector del Reino Unido, Bélgica, Holanda, Alemania y Estados Unidos.

Y no solo eso, sino que el desarrollo de los proyectos se ha realizado en un tiempo récord -un 67 % menor al de los plazos estándar-, con un coste entre un 80 y un 85 % inferior al de los medicamentos desarrollados por los grandes laboratorios en esta misma fase temprana, con una reducción del riesgo del 40 % en relación a la media y con un incremento del 50 % del valor añadido de este proyecto, según informó Kaertor. Son datos muy relevantes teniendo en cuenta que lanzar un nuevo medicamento al mercado supone para la industria farmacéutica una media de 14 años y una inversión de mil millones de euros. Unos plazos y costes que pueden verse reducidos con iniciativas como la incubadora gallega. «Se ha estructurado un ecosistema de valor en descubrimiento de fármacos con I2D2 actuando como palanca y punto de reunión en Galicia», explican desde Kaertor.

Tras haber superado con éxito las pruebas de eficacia y seguridad preliminar, los fármacos están ahora listos para la fase preclínica y los posteriores ensayos clínicos en humanos. El primer proyecto es sobre moduladores alostéricos D1 para párkinson y neurodegeneración, para mejorar la habilidad cognitiva del paciente; el segundo, sobre inhibidores p38gamma para enfermedad hepática, para detener el proceso de deterioración de hepatocito, frenar la cirrosis y el cáncer hepático; y, el tercero, de inhibidores HDAC6 para enfermedad de alzhéimer, con el que se busca proteger el funcionamiento neuronal.

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, destacó que este programa suma la excelencia científica de la Fundación Kaertor, una entidad sin ánimo de lucro liderada por los investigadores Mabel Loza y Ángel Carracedo -que tuvo su origen en el proyecto europeo Innopharma y cuyos equipos acumulan años de experiencia en el descubrimiento temprano de fármacos-, con la visión empresarial y la incorporación de investigadores industriales de Janssen Cilag y de Johnson & Johnson, la primera compañía mundial en el cuidado de la salud. Conde recordó que se trata de la primera incubadora en el campo del descubrimiento de nuevos fármacos de España y la segunda iniciativa tipo Business Factory en Europa en el campo farmacéutico y de la salud.

El conselleiro puso en valor la fórmula de colaboración público-privada utilizada en Galicia para construir «un dos escenarios de apoio á biotecnoloxía máis sólidos do país», según explicaron desde la Xunta. Así, la Estratexia de Especialización Intelixente de Galicia (RIS3), desde su puesta en marcha, ya apoyó a más de 3.500 iniciativas y contempla, entre sus retos, avanzar en el ámbito de la vida saludable; la Estratexia Galega da Biotecnoloxía ya movilizó 200 millones; y se impulsan iniciativas específicas en el ámbito de la biotecnología y la rama biosanitaria, como la aceleradora BioIncubaTech; y proyectos realizados a través de las Unidades Mixtas de Investigación, Ignicia y Conecta Peme; además del hub liderado por Bioga. Conde explicó que la Xunta seguirá participando en estas alianzas que se traducen en un mayor nivel de investigación sanitaria en Galicia, la atracción de inversiones, la generación de empleo y la transferencia de conocimiento al mercado internacional. El objetivo es captar para Galicia iniciativas que posicionen la comunidad en el mapa europeo de la biotecnología. En este sentido, a través de esta colaboración se contribuye a que las empresas del sector sigan apostando por Galicia, que ya es la cuarta comunidad más bioemprendedora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia, a la vanguardia en el desarrollo de nuevos medicamentos