Ferrol se lanza a la fabricación de la fragata del futuro

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL / LA VOZ

LA GALICIA ECONÓMICA

Navantia salva este miércoles el hito constructivo inicial del contrato, al cortar la chapa de la primera F-110, en una ceremonia presidida por Pedro Sánchez

06 abr 2022 . Actualizado a las 16:03 h.

En materia de fragatas, el futuro se convierte este miércoles en un presente prometedor para el astillero ferrolano. El primer buque de los cinco que construirá Navantia para la Armada española comienza a ser una realidad, con el primer gran hito en el proceso de fabricación: el corte de la primera plancha de acero, en una ceremonia para la que se desplazará a la urbe naval el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El contrato, presupuestado en 4.325 millones de euros, tendrá un plazo de ejecución de diez años. La primera F-110 crecerá desde ahora en los talleres hasta que, en alrededor de año y medio, se lleve a cabo la puesta de quilla en la grada, que dará paso al crecimiento del barco en esta infraestructura. Si las previsiones que maneja Navantia actualmente se cumplen, la Armada contará con la primera unidad a principios del 2027, mientras que la última de la serie pasará a integrar la flota naval española en el 2031.

El contrato de las F-110 está llamado a convertirse en un revulsivo para la industria naval de la ría ferrolana, que padece desde hace más de un año la ausencia de nuevos encargos de construcción de barcos. Es una obra que supondrá más de 20 millones de horas de trabajo y que ya deja un reguero de pequeños contratos en las compañías complementarias. Maessa Naval, Nervión y Tubacer son las primeras firmas complementarias que intervendrán en la construcción, ya que prestarán tareas de aceros.