La empresa que ayuda al dueño forestal a vigilar sus montes

LA GALICIA ECONÓMICA

Parte del equipo de Asefor, trabajando sobre el terreno de una propiedad.
Parte del equipo de Asefor, trabajando sobre el terreno de una propiedad.

Asefor ofrece servicios técnicos de ingeniería forestal a todos los integrantes del sector maderero con la sostenibilidad por bandera

13 oct 2021 . Actualizado a las 16:11 h.

«Invertir en los servicios del ecosistema en montes de Galicia es invertir en servicios esenciales para la vida». Es una de las máximas de Asefor, consultoría que ofrece servicios técnicos de ingeniería a todos los integrantes del sector forestal, desde propietarios hasta industria. Dentro de estas tareas se encuentra el apoyo a los propietarios de montes en su gestión, en la trazabilidad de los productos o en la puesta a punto de los diferentes trámites que hay que realizar para cumplir aspectos legales; o como resume Manuel Beiro, uno de sus socios, «impulsamos dixitalmente o sector forestal cara un desenrolo sostible dos recursos do medio rural».

Para hacerlo, una de sus herramientas más populares se llama Bikenta y permite a los dueños de montes mantener vigiladas y actualizadas sus propiedades. «O nome provén de xuntar a palabra bioeconomía con coidadores de árbores e pretende ser unha plataforma para impulsar o desenrolo do sector forestal galego», explican. En su creación y desarrollo está el departamento de I+D e innovación de Asefor, y comparte nombre con la plataforma web de acceso gratuito que se le ofrece a los más de 10.000 usuarios del grupo Alvariza: cada propietario dispone de información de sus terrenos, las afectaciones por ley de incendios, ambientales, patrimonios, especies amenazadas...

Asefor nació en el año 2010 de la mano de tres trabajadores de la empresa pública Seaga (Raquel González y Marcos Rivas, junto con Beiro) y su primer encargo tuvo que ver con una certificación del sello Alvariza FSC, que promueve una gestión forestal ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable. Desde entonces, una parte importante de su trabajo consiste en guiar a empresas que precisen de estas certificaciones. Todos los servicios están conectados a través de herramientas digitales con accesos personalizados, porque hay un abanico muy amplio de empresas en este sector: desde maderistas o serradores hasta fábricas de muebles que necesitan acompañar sus productos con los sellos de gestión forestal sostenible.