Greenalia genera energía para 10.000 viviendas con maleza de los montes

Con 135 millones invertidos, la planta de biomasa de Curtis es la más grande de Galicia


Curtis / La voz

Una legión de camiones entra, de forma escalonada, en la parcela de Greenalia, en el polígono de Teixeiro (Curtis, A Coruña). Desde lejos podría creerse que cargan madera, pero de cerca se observa que en su interior llevan fardos de maleza (pino y eucalipto en su mayoría) atados con cordeles azules. Es el combustible básico de esta planta de biomasa instalada por Greenalia, la más grande de Galicia tras una inversión de 135 millones de euros en su construcción sobre una parcela de 103.000 metros cuadrados.

El covid ha dilatado la velocidad de crucero de esta sede energética, que se estrenó el 17 de enero de este año, pero paró su actividad por la pandemia. Ahora se encuentra en la fase final de pruebas y se prevé que en pocas semanas esté al máximo de su capacidad.

El proceso de recolección de maleza es muy sencillo. Greenalia tiene convenios con buena parte de los maderistas de Galicia. Estos, obligados por ley a dejar limpio el monte, ceden la maleza al transporte de la planta de biomasa, generando así una relación de simbiosis, no solo entre empresas, sino también con el medio ambiente. «Al limpiar los montes estamos minimizando los riesgos de incendios», explica Mauro Concheiro, director de operaciones de Greenalia, quien señala que la planta de Curtis «tiene capacidad para tratar el 25 % del total de la biomasa generada en Galicia». Actualmente, el radio de acción es de 100 kilómetros.

En esta suma de edificios y silos conectados, la maleza pasa por un proceso de depuración (se limpia de piedras y metales) y se trocea hasta una unidad mínima que se quema posteriormente. Una de las inversiones más caras de esta planta de biomasa ha sido la tecnología de refrigeración seca. «Nos permite trabajar con un consumo de agua muy bajo, de hecho, una lavandería o un restaurante puede gastar más agua que nosotros», señala Manuel Bueno, jefe de proyectos de la planta, que genera energía con capacidad de 50 megavatios, «el equivalente a 10.000 viviendas». La energía generada y acumulada en un transformador propio, desemboca, a través de una red subterránea de un kilómetro y medio, a la estación eléctrica más cercana.

Galicia se estrena en la generación eléctrica con restos forestales

F. Fernández

Greenalia conecta a la red su planta de Teixeiro, de las más grandes de España

La empresa gallega Greenalia ya está inyectando al sistema eléctrico energía procedente de su planta de biomasa de Teixeiro (Curtis), tras 19 meses en obras y una inversión de 135 millones. Se trata de la instalación más importante del sur de Europa en biomasa forestal, una de las dos más grandes de España y la primera en tecnología, según la compañía con sede en A Coruña.

Con ella, Galicia se estrena en el negocio de la producción de electricidad con restos de las talas de los montes.

La planta de Teixeiro cuenta con una potencia instalada de 50 megavatios (algo más de la media de un parque eólico gallego), capaz de generar energía suficiente para abastecer a una población de más de 300.000 habitantes (casi como todos los que residen en Vigo) y evitará la emisión de 393.973 toneladas de CO2 a la atmósfera al año, presume la empresa.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Greenalia genera energía para 10.000 viviendas con maleza de los montes