«A Alcoa ya no le vale ni que le regalen la electricidad»

F. Fernández REDACCIÓN / LA VOZ

LA GALICIA ECONÓMICA

PEPA LOSADA

Sindicatos y Gobierno sostienen que el cierre de la fábrica de aluminio de San Cibrao no depende del precio de la luz

20 jun 2020 . Actualizado a las 22:22 h.

Alcoa avanza como una apisonadora en el proceso de despido colectivo de 534 trabajadores de su gran complejo industrial en España, situado en San Cibrao (Cervo), cuya cuenta atrás comenzará el día 25, y discurrirá a lo largo de un mes de negociaciones con los sindicatos. La multinacional asegura que el ERE y el cierre de la fábrica de aluminio primario, la única que queda en España, son inevitables, porque acumula dos años seguidos de pérdidas, que se repetirán este 2020, y que sumarán 175 millones.

La empresa atribuye parte de la culpa de esta crisis al Gobierno porque no garantiza incentivos suficientes para que el precio de la electricidad sea tan competitivo como en años anteriores. Aunque también reconoce que el negocio en sí del aluminio está de capa caída en todo el mundo. La conjunción de ambos factores, explica la compañía, ha precipitado la decisión fatal. Tan mala es la situación, que el grupo asegura que ni siquiera la venta de la fábrica es factible.

Sin embargo, algunas voces sindicales consideran que «a Alcoa no le vale ni que le regalen la electricidad. Es una decisión de grupo», manifestó Agustín Martín, secretario general de la federación nacional de industria de CC.OO., en el Congreso. «Por eso no quiere abordar ninguna solución para la fábrica, solo quiere deslocalizar», señaló.