La Galicia vaciada de pequeño comercio

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

LA GALICIA ECONÓMICA

MIGUEL SOUTO

La despoblación acelera el cierre de negocios en las cuatro provincias gallegas, en las que se han perdido casi 4.000 tiendas entre el 2015 y el 2019, con Ourense liderando la caída en España

30 dic 2019 . Actualizado a las 21:37 h.

¿La tienda de alimentación o la farmacia cierran porque la gente se va del pueblo? ¿O es al revés? ¿No será que los vecinos se van marchando del pueblo porque se quedan sin servicios? El dato cierto es que Galicia pierde población y con ella decenas de negocios de trabajadores por cuenta propia. El profesional autónomo, ese que casi nunca enferma ni coge vacaciones, envejece; y la falta de relevo amenaza con acelerar el proceso de despoblación en muchas zonas de las cuatro provincias gallegas.

A cuentagotas, en silencio, de forma casi invisible, el pequeño comercio de proximidad se extingue. Y está ocurriendo de forma acelerada en pueblos y parroquias, en donde ya no queda otra alternativa que desplazarse en coche hasta para ir a comprar el pan. El apagón comercial es un fenómeno extendido, que deja un panorama de calles salpicadas de locales cerrados en las ciudades, pero es en las zonas más despobladas en donde las consecuencias se agravan.

Desde noviembre del año 2015 hasta el mismo mes del 2019, el número de autónomos del comercio ha pasado de 53.301 a 49.411 (de 812.668 a 778.936 en el conjunto de España), lo que se traduce en un descenso de 3.890 negocios, y una caída del 7,3 %.