La destrucción de negocios se ceba con los municipios del interior de Galicia

El autoempleo solo repunta en pequeños concellos costeros, avivado por el turismo


vigo / la voz

Hay una Galicia que crece y una Galicia que encoge. El mapa gallego de la riqueza industrial lleva décadas basculando hacia la costa, alineada al alargado trazo de la primera autopista que atravesó este territorio. Lo demuestra año tras año el Informe Ardán, pero este documento estratégico para la economía gallega se queda en el análisis de las 35.000 mayores empresas de la comunidad.

Hay otro indicador, tal vez menos sesudo, pero hecho más sobre el terreno, para realizar un diagnóstico del dinamismo económico de Galicia. Es el que mide el emprendimiento y la pervivencia de los negocios a través de la base de datos del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Su resultado coincide con el Ardán, al situar la mayor capacidad de creación y mantenimiento de empleo autónomo en las provincias de A Coruña y Pontevedra. Pero, además, confirma que la brecha entre la Galicia costera y la interior se agranda sin remedio. Porque es en los municipios de Ourense y Lugo en donde la destrucción de autoempleo arroja los valores más desoladores.

En general, en Galicia y en España, no corren buenos tiempos para hacerse trabajador o trabajadora por cuenta propia. Las estadísticas oficiales cifran en 210.844 el número de autónomos registrados en la comunidad a 31 de agosto del 2019, la cifra más baja de los últimos cinco años.

Balanza negativa

Las ayudas al autoempleo, en especial la tarifa plana (cuota de 60 euros a la seguridad durante los dos primeros años) han incentivado en lo que va de año 20.203 altas, que viene a ser una media de 84 nuevos autónomos al día. Pero el ritmo de destrucción de negocios es mayor. Hasta septiembre se dieron de baja 21.260 emprendedores, lo que se traduce en una media de 88 cierres al día.

El análisis por municipios sitúa los peores registros en los concellos de Ourense (163 bajas) y Lugo (158). La mayoría de las localidades de estas dos provincias pierden tejido autónomo, al igual que ocurre en las principales ciudades de Galicia, con Vigo a la cabeza, que se anota 115 bajas, seguida de A Coruña (92 cierres), Santiago (48) y Ferrol (27).

¿En qué zonas de Galicia se emprende más? Las provincias de A Coruña y Pontevedra concentran el mayor número de trabajadores por cuenta propia, pero, además, los mayores repuntes de nuevos autónomos se registran en pequeños municipios costeros.

El más dinámico en lo que va de año es Sanxenxo que, con apenas 17.000 habitantes censados, cuenta con 231 altas de autónomos, avivadas en gran medida por el sector turístico (comercio, hostelería...), además de la construcción, que vuelve a reactivarse como consecuencia de la demanda de alojamientos de veraneo.

También en Pontevedra, y por razones idénticas, destaca el concello de O Grove, que sumó hasta septiembre 138 nuevos negocios impulsados por trabajadores por cuenta propia.

Julio, el mejor mes

El turismo y la captación de nuevos residentes explica también el incremento de la actividad autónoma en Oleiros (A Coruña, con 42 altas) y en Nigrán o Cangas (Pontevedra), con 40 y 34 nuevos afiliados al RETA, respectivamente.

La vinculación al sector turístico y de servicios de buena parte de los autónomos que se han estrenado este año se confirma en gran medida al analizar el momento del año elegido para montar un negocio. El mayor volumen tuvo lugar en julio, con un total de 3.223 altas en Galicia. Por el contrario, el peor mes en lo que va de año fue enero, que se anotó 4.581 bajas en el régimen de autónomos, un volumen de cierres que se explica, fundamentalmente, por el propio agotamiento de los negocios, o por jubilaciones que no han encontrado relevo.

El estudio al detalle por sectores así lo demuestra ya que, según la estadística de la Seguridad Social, un total de 661 comercios cerraron sus puertas en Galicia hasta septiembre. También el sector primario está sufriendo, con un total de 489 bajas vinculadas a la producción agrícola.

En Galicia se cierran 3 comercios cada día, pero se abren una media de 4 bares o establecimientos de hostelería. La cifra, en lo que va de año, suma 881 altas, que confirman a este sector como el verdadero refugio del autoempleo, seguido del de actividades artísticas (210 altas) y de la actividad sanitaria (110).

A este escenario tan poco optimista para crear un negocio se suma un escollo más: la ansiada cotización por ingresos, en vía muerta.

El trabajo por cuenta propia lleva tiempo esperando una reforma definitiva del sistema de tributación. Y estaba ya cerca de lograrlo. Pero el compromiso que adquirió el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez no parece que vaya a ver la luz pronto. Al menos no en enero del 2020, como se llegó a anunciar.

Cada día se cierran tres comercios en Galicia y se abren cuatro negocios de hostelería

Los concellos pontevedreses de Sanxenxo y O Grove son los más emprendedores

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La destrucción de negocios se ceba con los municipios del interior de Galicia