El alza del salario mínimo dispara el coste laboral hasta el nivel más alto en diez años

Los sueldos comienzan a coger ritmo en plena desaceleración


redacción / la voz

No se puede decir que sea una sorpresa. Era de esperar. Pero ahora las cifras lo ponen negro sobre blanco. Suele pasar con los números. La subida del salario mínimo -de un 22,3 %, hasta los 900 euros- y de las bases de cotización han disparado el coste laboral. Ese que incluye no solo las remuneraciones que perciben los trabajadores de una empresa, sino también los pagos de las cuotas a la Seguridad Social que ha de satisfacer esta o las indemnizaciones por despido, si los hubiera.

Ha crecido tanto como un 2,4 % en el segundo trimestre del año. Eso en España, porque en Galicia el incremento es mucho mayor: del 4,3 %. Es, junto con Madrid, la comunidad donde más aumenta. Más que nunca en los últimos diez años. En un sitio, y en el otro.

Y es que, además de los efectos derivados de la subida del salario mínimo y de las cotizaciones sociales, lo cierto es que los sueldos comienzan a coger algo de ritmo. Precisamente ahora que la desaceleración comienza a dejarse notar. En el PIB Y también en el empleo.

En el segundo trimestre del año los sueldos subieron un 2,1 % en España (1.992,18 euros de media) y un 4,6 % en Galicia (1.776,97), según los últimos datos del INE. Y eso después de que en IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva se pactaron aumentos salariales de entre el 2 y el 3% en función de las condiciones de las empresas y los sectores.

Sumados todos los costes, las empresas españolas pagaron una media de 2.664,5 euros al mes por cada empleado; las gallegas, 2.400,31.

El sector servicios concentra los sueldos más bajos y también la oferta de empleo De todos los componentes del coste salarial el mayor incremento lo registraron las cotizaciones sociales, que en el conjunto del país se encarecieron un 3,9 %, hasta rozar los 620 euros al mes, casi el doble que los salarios y también el mayor repunte de la última década. Detrás de este incremento histórico está la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de elevar las bases mínimas de cotización un 22,3 % -en línea con el SMI- y un 7 % las máximas, al tiempo que aprobó incrementar 5 euros de media la cuota mensual de los autónomos y encareció las cotizaciones de las empleadas del hogar y de los contratos de muy corta duración.

También constata el INE que son los trabajadores de la hostelería los que menos cobran en Galicia: una media de 1.666,73 (brutos), frente a los algo más de 2.100 que perciben los de la construcción, que en la comunidad son los que más ganan, de acuerdo con lo que reflejan los números del INE.

Y es precisamente en el sector servicios donde se concentra el mayor número de puestos de trabajo disponibles, que en Galicia rozaban los 3.700 a finales de junio pasado; y en España superaban los 107.000, el 89 % de ellos en el sector servicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El alza del salario mínimo dispara el coste laboral hasta el nivel más alto en diez años