Motos acuáticas para repartir comida

Deliveroo amplía sus servicios y distribuirá comida a los barcos en 17 ciudades, entre ellas Vigo y A Coruña


REDACCIÓN / LA VOZ

Este verano los repartidores cambian la bicicleta por la moto acuática. A partir de hoy y durante el resto del mes de agosto, Deliveroo extiende su actividad al mar, y permitirá a sus usuarios pedir comida desde los barcos. En Galicia, este servicio estará disponible en A Coruña y Vigo, las dos ciudades de la comunidad que participarán en este proyecto piloto.

El funcionamiento es idéntico al actual: los consumidores encargan la comida en la aplicación e indican donde están situados, en este caso su ubicación concreta en el litoral. Los repartidores, en lugar de las habituales bicicletas, utilizarán motos acuáticas para entregar los pedidos en las embarcaciones de recreo. Al ser un proyecto piloto, tan solo estará disponible un mes, pero Deliveroo ha confirmado que si tiene éxito, el próximo verano alargará el servicio, que estará operativo todo el verano, desde principios de junio.

El precio del envío mediante este nuevo medio de transporte -independientemente de lo que cueste la comida- será de 4,90 euros, casi el triple de la tarifa habitual. Eso sí, el horario es limitado, ya que los repartos en moto acuática solo se realizarán durante la hora de comer.

Además de desembarcar en Galicia, este servicio llega a todas las ciudades costeras de España en las que opera Deliveroo. En total, los veraneantes en 17 poblaciones del país se beneficiarán de los repartos marítimos y podrán pedir comida a sus restaurantes favoritos sin moverse del barco en el que estén disfrutando de sus vacaciones.

Este movimiento se produce después de que el verano pasado la empresa ampliara su área de reparto a las playas, entregando los pedidos directamente en la arena. En el caso de las motos acuáticas, España sigue la estela de otros países, como el Reino Unido, donde la compañía instauró este método de envío en el 2017. En otros territorios, como París o Singapur, también se hacen entregas a barcos fluviales.

«Aunque al principio la imagen de un rider surcando las olas en una moto de agua con su emblemático uniforme resulte sorprendente, estamos seguros de que pronto se convertirá en habitual», asegura Blanca Rodríguez, directora de comunicación de Deliveroo en España. Según ella, la empresa «nació con la misión de llevar la comida de los mejores restaurantes a donde estén nuestros clientes y eso incluye su hogar, su trabajo o lugar de vacaciones. Después del éxito que están teniendo nuestros repartos en playas, empezar a realizar entregas en barcos era el siguiente paso».

Estos cambios en el sector de reparto de comida a domicilio se producen en un momento en el que el sector está envuelto en una polémica sobre el estatus de sus trabajadores, a los que varios jueces han reconocido como asalariados y no como autónomos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Motos acuáticas para repartir comida