Ferroatlántica triunfa en la subasta eléctrica y suspende el ERE en Galicia

La compañía logra incentivos suficientes para reactivar tres hornos parados desde principios de año


Cee

Ferroatlántica ha triunfado en la subasta de interrumpibilidad, un mecanismo de concurrencia competitiva que adjudica incentivos eléctricos a las industrias con un elevado consumo de electricidad. Aunque la compañía gallega no detalló su botín en la puja, sí avanzó que había logrado bonificaciones suficientes que garantizan el pleno funcionamiento de sus fábricas de Cee-Dumbría y Sabón (Arteixo) para el próximo semestre.

De hecho, fuentes de Ferroatlántica explicaron que queda en suspenso el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) en las plantas. Lo anunció a finales del 2018 tras la anterior subasta, que fue desastrosa para la compañía, que al mismo tiempo anunció que apagaba uno de los dos hornos en Sabón y dos de los cinco del complejo de Cee-Dumbría. No habrá ERTE y los hornos volverán a funcionar a todo gas, según un portavoz de Ferroglobe, la multinacional de la que, por el momento, forma parte Ferroatlántica.

Lograr incentivos suficientes en la subasta, que se celebra esta semana en Madrid, fue uno de los compromisos de la empresa con los comités.

Ferroatlántica ha alcanzado un acuerdo con el fondo de inversión estadounidense TPG para venderle las fábricas de Cee y Dumbría, y las centrales hidráulicas del Xallas. La operación está pendiente de Competencia y de la Xunta que, hasta el momento, no tiene sobre la mesa una propuesta formal de venta. Venta de la que, además, depende el plan industrial firmado con los trabajadores de Sabón.

Ferroglobe se negó a desvelar cuantos paquetes -se dividen en bloques de 40 y de 5 MW- consiguió en esta subasta, que además puede ser la última porque el Gobierno quiere cambiar el sistema, y a qué precio. Alega que se trata de una información confidencial que lo interesa que conozca su competencia. Sin embargo, fuentes especializadas del sector señalan que el precio del megavatio en los paquetes de 40, estuvo entorno a los 100.000 euros, con lo que Ferroatlántica recibiría de las arcas públicas aproximadamente cuatro millones de euros por cada uno de estos bloques que haya conseguido.

Los trabajadores de Cee-Dumbría, según el portavoz de la CIG en el comité, Alfonso Mouzo, no tienen información directa de la subasta. Eso sí, están convencidos de que si se van a reactivar los hornos de Cee parados, la empresa va a tener que contratar personal eventual, porque la plantilla fija no llega para atenderlos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ferroatlántica triunfa en la subasta eléctrica y suspende el ERE en Galicia