Avantespacia, la inmobiliaria de Jove, promueve casi mil viviendas en Galicia

El grupo prevé cerrar ventas por valor de 770 millones de euros de aquí al 2021


Redacción / La Voz

Manuel Jove apuesta de nuevo con fuerza al negocio inmobiliario. Lo hace ahora bajo la marca Avantespacia, que en enero inició una nueva etapa. Tras tres años de alianza estratégica, su brazo inversor, Inveravante, compró al BBVA la participación del 30 % que el banco tenía en la sociedad que habían constituido de forma conjunta en el 2016. En aquel momento, la entidad contaba con una buena bolsa de suelos listos para su desarrollo, y el empresario gallego -que tras la venta de Fadesa siguió activo en el sector inmobiliario, aunque centrando su actividad en el extranjero- aprovechó la oportunidad para crecer de nuevo en España, que volvía a despegar tras años de profunda crisis.

«Estábamos esperando para buscar el momento y nuestra posición», explica Rocío Díaz, directora de Promoción Inmobiliaria de Avantespacia, que detalla que, a diferencia de las macrourbanizaciones que proliferaron en los años de la burbuja, en su nuevo modelo de negocio apuestan por desarrollos de tamaño medio, de entre 100 y 150 viviendas, aunque siempre hay excepciones que confirman la norma. Por ejemplo, la joya de la corona de la cartera de la empresa en Galicia, la promoción de Finca de Xaz, en Oleiros, nucleada en torno a un campo de golf de 18 hoyos y que estará integrada por 475 viviendas, que irán saliendo al mercado en diferentes fases. La primera, cuya comercialización comenzará este mismo mes, estará compuesta por 113 unidades, entre las que hay 47 parcelas, chalés pareados y apartamentos en bloques de tres alturas. Una oferta que despertó el interés de los inversores en el reciente Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), en el que Avantespacia tuvo estand propio.

En total, la empresa promueve cerca de mil viviendas en la comunidad. Además del proyecto de Oleiros, construirá bloques de edificios en A Coruña (con una previsión de 91 pisos entre el edificio de la calle Caballeros y el de Someso), un residencial en la Costa da Morte (Playa de Osmo, con 84 viviendas en primera línea de playa) y ha doblado la apuesta en Vigo, con tres promociones: Cordelerías (155 unidades), Marqués de Valladares (39) y Tomás Alonso (un centenar más). En la ciudad olívica, que se ha convertido en el motor del mercado inmobiliario en Galicia, el grupo de Manuel Jove también ha adquirido el edificio del antiguo hotel Samil, por el que pagó 2,6 millones y en el que invertirá más de veinte para transformarlo en un establecimiento de cuatro estrellas de categoría superior.

Además, entre sus activos gallegos se encuentra también un centro de negocios en el complejo Marineda City, apartamentos en alquiler en Valaire y Mesoiro y suelo industrial en el polígono de Vío, todo ello en A Coruña.

Previsiones de negocio

Tras tres años en los que ha centrado su actividad en grandes capitales como Madrid y Málaga, y también en núcleos costeros de primer nivel, la zona noroeste (que engloba Galicia y Asturias) es ahora una zona estratégica para la compañía. Con 1.015 viviendas en promoción, el 40 % de las 2.500 que tiene en cartera en todo el país, las previsiones de ventas en los próximos tres años, de aquí al 2021, asciende a 270 millones de euros en la delegación noroeste y a 770 millones en el conjunto de España (este año se harán ya entregas por importe de cien millones).

De la buena marcha del negocio dan buena cuenta las cifras de ventas: de las 654 unidades que ya han salido al mercado, el 80 % ya tienen comprador. Además de los 350.000 m2 que están ya en desarrollo, la compañía dispone de una cartera de suelo de otros 1,2 millones de metros cuadrados para seguir creciendo en el futuro.

Un producto cuidado y un proceso de venta transparente para mimar la marca

La estrategia de Avantespacia pasa por poner en el mercado un producto «muy cuidado», enfocado al segmento medio-alto, pero, sobre todo, por establecer una «conexión con el cliente», explica Rocío Díaz, que defiende la necesidad de que el proceso de compra sea totalmente transparente. «Hay incluso la posibilidad de que se le devuelva el dinero si ve que no cumple sus expectativas, queremos ser muy rigurosos», enfatiza.

De hecho, mientras que la firma gallega tienen externalizados los procesos de construcción (aunque no se cierra a retomar esa actividad, que ya desarrolló en el pasado, en proyectos puntuales), el de comercialización está totalmente interiorizado, y se presta a través de oficinas y con personal propio, para tener control absoluto de la información que se le traslada al cliente y cuidar así el prestigio de la marca.

Desde su larga trayectoria en el mercado, los profesionales de la firma gallega han comprobado el giro que se ha producido en el sector inmobiliario en los últimos años, que ha sido determinante para fijar su estrategia de negocio. «Ahora compra el que puede pagar, por eso las promociones son mas pequeñas y mejor localizadas, porque el cliente que tiene esa capacidad puede elegir», apunta Bernardino Hernández, director de Desarrollo de la compañía, que apunta que uno de los retos futuros a los que se enfrenta no solo el sector, sino la economía española, es que «nos vamos a quedar sin compradores si no somos capaces de hacer accesible la vivienda a la gente joven».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Avantespacia, la inmobiliaria de Jove, promueve casi mil viviendas en Galicia