Portugal quiere captar la nueva planta de vacunas del grupo gallego Zendal

Valença se brinda a facilitar la expansión que la bioquímica necesita para crecer


Vigo / la voz

El grupo gallego Zendal (antiguo CZ Veterinaria-Biofabri), con sede en O Porriño, gana dimensión a medida que sus fármacos para salud animal y humana se consolidan en el mercado. La bioquímica que preside Pedro Fernández Puentes está presente en 70 países y, además de sus nuevas divisiones de probióticos, tiene en marcha las patentes de 50 vacunas para lanzar en los próximos cinco años, entre ellas la inmunoterapia contra la tuberculosis, que relevará al único fármaco que existe para inocular contra esta enfermedad, que data de 1929.

Por todo esto, Zendal necesita espacio para crecer. Ha adquirido instalaciones anexas a su vecina PharmaMar (además de las de Zelnova Zeltia, que mantendrá como división química). Pero el plan estratégico de la compañía tiene entre sus prioridades «una fuerte inversión en la ampliación de su capacidad industrial», señala el grupo.

Oído cocina. Desde el otro lado de la frontera, a menos de 30 kilómetros de la sede central de Zendal en O Porriño, las cámaras municipales limítrofes, en especial la de Valença, ya se han acercado al grupo gallego con ofertas tentadoras de suelo y bonificaciones para captar la nueva infraestructura productiva.

Para Zendal, la principal apuesta es Galicia, pero es consciente de las dificultades. «Estamos avanzando bien, y tenemos necesidad de crecer físicamente. Hemos comprado unos terrenos a PharmaMar pero es probable que algún día tengamos que salir de aquí», afirma Fernández Puentes.  

«No cerraríamos esto»

No es ese el deseo del grupo. «No cerraríamos esto para irnos a Portugal, pero encontrar suelo en O Porriño no será fácil y los portugueses están pujando fuerte», asegura el presidente de Zendal.

En la misma línea apunta Andrés Fernández Álvarez-Santullano. El consejero delegado del grupo explicaba recientemente que «de momento no hay razones» para irse: «Mientras podamos seguir invirtiendo en nuestro entorno y no venga nadie a echarnos de nuestra parcela. La rentabilidad no es nuestro principal objetivo. Hemos nacido aquí, y seguiremos generando conocimiento», aseguró .

Por ahora, Zendal trabaja en la ampliación de sus instalaciones en O Porriño con la construcción de dos nuevas plantas que incrementarán la capacidad industrial de la línea de negocio CZ Vaccines (vacunas para animales), mientras intensifica la búsqueda de localización para la planta que destinará a la fabricación de productos biotecnológicos para la salud humana.

El grupo Zendal, que facturó en el 2018 casi 50 millones, integra seis marcas y siete líneas de negocio dedicadas a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de productos biológicos, farmacológicos, nutricionales, probióticos y, sobre todo, vacunas, el núcleo central de su negocio.

El grupo está formado por CZ Veterinaria, que ahora se llama CZ Vaccines, todo un referente mundial en la fabricación de vacunas veterinarias y un exponente de biotecnología en Europa. Por su parte, Biofabri es la filial dedicada a la salud humana que está desarrollando la vacuna contra la tuberculosis.

La revalorización de PharmaMar, un 100 % en lo que va de año, impulsa su salida al Nasdaq

Las grandes biotecnológicas miran al Nasdaq y también PharmaMar, que ya trabaja en dar el salto al parqué neoyorquino, impulsada por la revalorización de sus acciones en lo que va de año, según fuentes de la compañía.

Para el grupo de origen gallego, las valoraciones que realizan los analistas europeos sobre sus cotizaciones no están alineadas con su valor real, porque no tienen en cuenta todos sus activos, mientras que en Estados Unidos la situación es totalmente diferente. En un debate celebrado en el marco del Foro MedCap, el director general de la Unidad de Negocio Oncológica de PharmaMar, Luis Mora, se mostró ilusionado con Zepsyre, su fármaco estrella contra el cáncer de pulmón, cuyos resultados presentará mañana sábado en ASCO, el congreso mundial de expertos que luchan contra el cáncer, una cita que se celebra en EE. UU.

«PharmaMar ha vuelto a ilusionar a los inversores y ya sube más de un 100 % en bolsa en el año pero todavía sigue bastante infravalorada. El castigo que sufrimos por Aplidin el año pasado fue exagerado», explicó.

«Creemos que a la acción le queda todavía muchísimo recorrido», añadió. Mora apuntó que las valoraciones de las biotecnológicas se ven afectadas por la aversión al riesgo. «El miedo al fracaso que tienen los analistas sobre las investigaciones de los fármacos les hace ser más cautos en sus valoraciones, pero el riesgo es inherente a cualquier investigación», recordó el directivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Portugal quiere captar la nueva planta de vacunas del grupo gallego Zendal