Sigue el rali de las hipotecas a tipo fijo: en Galicia son ya el 50 % de las firmadas

La banca las encarece en las comunidades que más las demandan, como la gallega


madrid / la voz

El tipo variable ha perdido la corona como rey indiscutible del mercado hipotecario español. En solo cinco años, los créditos a tipo fijo han abandonado su posición residual para zamparse prácticamente la mitad del pastel -de hecho, ya hay tres comunidades donde se formalizan más que a tipo variable: Baleares, Cataluña y Murcia-, tal y como confirman los datos recogidos por el Colegio de Registradores de España en su última estadística, correspondiente al primer trimestre del año. En Galicia, las hipotecas fijas se han multiplicado por ocho en un lustro y han pasado de suponer menos del 6 % de las firmadas (en concreto, un 5,88 % en el 2015) a frisar la mitad del total (49,42 %) en el primer trimestre de este ejercicio.

El interés por esta modalidad de crédito es mayor entre los gallegos que en el conjunto de los españoles, ya que en el país las hipotecas a tipo fijo suponen un 40,6 % de las suscritas (casi diez puntos menos que en la comunidad, pero un sustancial avance respecto al 6 % de hace unos años).

Otro dato relevante que confirma la estadística registral es que tras este imparable ascenso está el interés de la banca, que busca mejorar su negocio, lastrado por los tipos cero. Nada escapa a la ley de la oferta y la demanda, de modo que las entidades financieras están aprovechando el mayor apetito de los clientes por el producto para elevar el tipo fijo. Esto explica que en los territorios en los que esta modalidad de crédito hipotecario sin variación tiene un mayor peso -como Galicia, Murcia o Cataluña- los tipos medios aplicados sean también los más altos: en los tres casos rebasan el 3 %, frente al 2,92 % de la media nacional y a evidente distancia del 2,77 % del País Vasco o del 2,83 % de Navarra, precisamente dos de las comunidades en las que menos implantada está esta tipología (el 26,11 % y el 36,80 % de los nuevos créditos formalizados en el trimestre, respectivamente).

Llama la atención que los clientes les estén volviendo la espalda a las hipotecas a tipo variable para escoger las fijas, más caras. Y es que la evolución de la contratación a tipo variable en España (en su inmensa mayoría referenciadas al euríbor) muestra un importe medio en los últimos doce meses del 1,95 %, prácticamente un punto menos que las de tipo fijo. En el caso de Galicia, la brecha aún es mayor, de más de un punto, ya que las fijas tienen un interés medio del 3,04 % y las variables, del 1,96 %.

¿Han tocado techo?

Desde el Colegio de Registradores constatan la tendencia «claramente ascendente» de la contratación a tipo de interés fijo «desde finales del 2015 hasta comienzos del 2017». A partir de entonces se registró una mejora en la formalización de esta tipología de crédito, «pero mucho más suave», con una estructura de resultados que actualmente está próxima al 60 % de contratación a tipo variable y del 40 % en nuevos créditos a tipo fijo. Pero ¿es ese el techo?

Es difícil saberlo. Los mismos expertos aseguraban al cierre del 2017 que el nivel de contratación a tipo fijo parecía haber llegado a su máximo (38,12 % del total) y que era «previsible» un freno o incluso un descenso. Sin embargo, la realidad les ha hecho revisar sus expectativas, y en su último informe apuntaban que «en los próximos trimestres previsiblemente se mantendrá una tendencia hacia la progresiva mejora en la contratación a tipo de interés fijo, en la medida en que el escenario de bajos tipos se mantendrá a corto y medio plazo y resulte de mayor interés para las entidades financieras la contratación de tipo fijo, ya que les proporciona mayor margen financiero».

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto.es, considera que los próximos meses van a ser inciertos, sobre todo por lo que respecta a la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria. «En un principio se esperaba que la llegada de la nueva norma se tradujera en un encarecimiento, pero por ahora es complicado decir que está siendo así», explica, y añade que ese encarecimiento «se nota más en las de tipo variable, pero en las fijas ha habido muchos movimientos desde marzo, pero dispares. Parece que los bancos van a actuar con cautela hasta ver qué pasos dan sus competidores».

El cliente antepone la tranquilidad al ahorro en un mercado inundado de ofertas

La buena racha de los tipos fijos en el mercado hipotecario patrio arrancó en el 2016. «En octubre de ese año nos encontramos con que ya el 23 % de los nuevos préstamos que se firmaban eran a tipo fijo, frente al 6,8 % de un año antes», recuerda Estefanía González, portavoz de finanzas personales de la web de ahorro Kelisto.es. ¿Qué motivos provocaron el cambio?

El primero, la oferta, que hasta entonces era prácticamente inexistente. En octubre del 2016 la mitad de las entidades financieras ya las incluían en sus catálogos, apunta la experta, mientras que en el último año la oferta ha crecido un 53 % . A lo anterior se suma que se fueron abaratando. «Hace cinco años, las pocas hipotecas fijas que había podían cobrar un interés del 5 %, pero en octubre del 2016 el tipo medio había bajado al 2,49 %», añade. Y es que la estrategia de la banca para reflotar su negocio -en aquel momento con los márgenes asfixiados por los tipos cero y las condenas por las cláusulas suelo- pasó por captar clientes abaratando las hipotecas fijas, que les resultaban más rentables.

Además, un euríbor en mínimos se había convertido para el consumidor en un arma de doble filo, como señala González: los ya hipotecados estaban encantados de pagar menos, pero quien se planteaba contratar se enfrentaba al miedo a una posible subida en el medio plazo. Por eso, aún fresca en la memoria la oleada de desahucios de la última crisis por no poder hacer frente a una letra mensual expansiva, los clientes han optado por anteponer la seguridad que da saber que el recibo de la hipoteca no subirá nunca a ahorrarse dinero en los primeros años gracias a unos tipos históricamente bajos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Sigue el rali de las hipotecas a tipo fijo: en Galicia son ya el 50 % de las firmadas