Las matriculaciones gallegas siguen en declive mientras repuntan en España

Las ventas en Galicia cayeron un 17,6 % en abril, el octavo mes consecutivo en rojo


vigo / la voz

Ocho meses consecutivos de ventas en negativo indican algo más que un problema de indecisión motivado por las dudas sobre qué coche comprar. El mercado gallego del automóvil se ha instalado en una nueva crisis, y prueba de ello es que mientras en España las ventas dan señales de recuperación, en Galicia acrecientan su desplome.

Abril fue otro mal mes en la comunidad con 4.133 unidades matriculadas, un 17,6 % menos que en el mismo mes de un año atrás. Por el contrario, la media del país arroja una subida de ventas del 2,5 % durante el pasado mes, hasta los 119.417 vehículos.

El balance de los 4 primeros meses del año es de un descenso del mercado gallego del 13,4 % en relación al 2018.

¿Por qué las ventas de coches van peor en Galicia que en el conjunto de España? Los concesionarios no dejan de darle vueltas a la cuestión, y la clave en la que todos coinciden es en la falta de incentivos para un mercado especialmente conservador, habituado a agotar al máximo la vida útil de su vehículo porque el 80 % de las compras requieren financiación y endeudarse por un plazo de entre 5 y 8 años.

Nostalgia del diésel

«Galicia es una comunidad muy apegada al vehículo diésel. Y aunque es cierto que el mercado está dando un vuelco hacia la gasolina, aquí los cambios no van tan rápidos, y ante la duda se prefiere esperar a que el panorama se aclare, o irse a un coche de segunda mano», explican fuentes de la red comercial gallega. Faconauto, la patronal española de los concesionarios, calificó ayer abril como «un mal mes» y pidió que «cuantos antes, se forme un Gobierno estable que mande un mensaje de tranquilidad al comprador».

Para el sector de los concesionarios, el declive de las ventas es una respuesta a la incertidumbre generada en los últimos meses por los anuncios negativos de distintas Administraciones -desde la prohibición de la venta de vehículos de combustión a partir del 2040 y el veto al diésel en Baleares, a las últimas regulaciones en Barcelona o Madrid-. Según la patronal, en el territorio español conviven cinco leyes de cambio climático y 54 planes de calidad del aire. «El consumidor no sabe qué coche comprar», se quejan desde Faconauto, que vincula la caída de las ventas de automóviles al mayor peso de los coches de ocasión, como los kilómetros cero y los automatriculados. Anfac, la patronal de los fabricantes, insiste en reclamar al Gobierno entrante un plan a tres años que incentive la compra de coches de cero y bajas emisiones, a razón de 200 millones de euros al año. En su opinión, este nuevo plan de renovación del parque automovilístico e impulso de los vehículos menos contaminantes debería dedicar 150 millones para los coches eléctricos y de gas, y «como mínimo» otros 50 millones anuales de fomento del achatarramiento de automóviles de gasolina y diésel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las matriculaciones gallegas siguen en declive mientras repuntan en España