El maíz tiene sabor especial en Guitiriz

El producto tiene arraigo y se ha convertido en uno de los emblemas de la localidad


Guitiriz / La Voz

Que levante la mano el que pronuncia el nombre de Guitiriz y no piensa al momento en la torta de millo, producto al que no se puede negar la condición de dulce emblemático de la localidad. Una elaboración mantenida durante décadas, un inconfundible sabor y una capacidad de adaptarse las nuevas exigencias del mercado hacen posible que esta elaboración repostera no sea un recuerdo en el paladar de nostálgicos sino un producto presente en distintos mercados.

La importancia que en los últimas décadas fue adquiriendo la torta hizo que se convirtiese en el principal producto de algunos establecimientos, que solo fabrican este dulce y abandonaron otros. Así ocurre, por ejemplo, en La Esquina, negocio en donde la elaboración de torta tiene 70 años de antigüedad, tantos como el establecimiento.

El actual responsable, Juan José Vázquez, comenta que al principio su padre y su tío, que lo precedieron en el trabajo, elaboraban tortas como complemento. El prestigio logrado con el boca a boca y la situación de Guitiriz, con gente que iba a tomar las aguas y con un casco urbano articulado alrededor de la N-VI, hicieron de la torta un producto muy conocido.

Los que alguna vez han probado la torta admiten que el sabor resulta inconfundible, algo que Vázquez atribuye al uso del maíz como ingrediente destacado, no muy habitual en otras elaboraciones de repostería. El arraigo del producto hace que lo consuman personas que lo descubrieron hace tiempo, y las actuales posibilidades de distribución consiguen que los encargos lleguen al cliente en poco tiempo.

La torta se vende en negocios de Guitiriz que la elaboran, en otros establecimientos y hasta en grandes cadenas. Si variada es hoy su distribución, no lo son menos las posibilidades de degustación: lo habitual es que la torta se tome como acompañamiento de un café o de otra bebida caliente; pero Vázquez sugiere que el acompañamiento de un queso algo cremoso , de queso con membrillo o de un licor son opciones que quizá sorprenden pero que resultan muy agradables.

Sea cual sea la forma de tomarla, a la torta solo hay que exigirle que esté bien preparada. «Iso é o principal», opina Vázquez, que también reconoce que la obtención de algún distintivo para el producto ayudaría a fortalecer su presencia. El decreto de artesanía alimentaria en que la Xunta trabaja desde hace años sería una herramienta eficaz para dar reconocimiento oficial a la torta, que ya ha logró hace tiempo el de los paladares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El maíz tiene sabor especial en Guitiriz