Los hijos de Purificación García continúan la saga con la firma de complementos Lonbali

Un bolso respaldado en Instagram por las «celebrities» catapultó la marca, que ya cuenta con tiendas físicas


redacción / la voz

Un bolso que tiene cabida para todo, lo que en el mundillo de la moda se conoce como neverfull, con gran arraigo en el mercado de la marroquinería desde hace años, ha catapultado a la fama la marca Lonbali. Una recién incorporada al negocio minorista en el capítulo de accesorios y complementos, pero con un peso pesado del textil en el árbol genealógico de los creadores. Sus tres fundadores son hijos de la premiada y reconocida diseñadora gallega Purificación García. Son María, Soledad y Marc.

Tres jóvenes con sus respectivas actividades profesionales que decidieron liarse la manta a la cabeza y apostar por un segmento que desde pequeños les estuvo prohibido por expreso deseo materno. «El sector de la moda es muy competitivo. Estudiaréis otra cosa», les decía Purificación García, la progenitora, gran conocedora de los entresijos del textil.

Y lo había conseguido... hasta ahora. María, la mayor, trabaja en el mundo de las finanzas en Londres. Es abogada y economista. Sole es un alma mucho más creativa, una figura más próxima a lo que ha sido su madre. Y luego está Marc que, con un ADE y Económicas, proporciona una visión más logística y de modelo de negocio a la empresa.

Los intentos de la matriarca de alejarlos del mundo de la moda no prosperaron «Somos emprendedores gracias a lo que mi madre nos ha inculcado. Nos ha enseñado a arriesgarnos. Meternos en moda tiene un claro vínculo con lo que hemos mamado en casa y, si bien es verdad que la norma era desconectarnos de este sector, lo cierto es que es muy ilusionante y lo hemos querido aplicar en este proyecto», comenta Marc. El nombre, Lonbali, responde a las sílabas de las ciudades donde residía cada uno.

En menos de tres años la compañía ha dado un paso de gigante. Una buena parte de sus productos están agotados en la web, hace cuatro meses abrieron su primera tienda física en el madrileño barrio de Salamanca -en plena milla de oro de la capital- y en los próximos meses quieren entrar en Portugal, con un concepto de tienda similar al de su espacio en Madrid. Baleares, Barcelona, Valencia y Sevilla están también entre las ciudades en las que Lonbali podría estar presente a medio plazo, anuncia Marc. El sector minorista tradicional cobra fuerza en la firma de estos emprendedores, curiosamente cuando el origen de su éxito radica en Instagram. La foto de un bolso personalizado en el que cabe de todo fue el punto de partida a las puertas del verano del 2016. Conocidas influencers y celebrities respaldaron la idea, y los Me gusta hicieron el resto hasta agotar las existencias.

«Es verdad que nacimos en las redes sociales, interactuamos con nuestro público, pero había una necesidad clara de que los clientes tocaran el producto para tener confianza en la marca. Queríamos entrar en el canal tradicional y nuestra idea es montar showrooms, más que tiendas, para que la gente pueda conocernos. No es ir al retail tradicional, sino establecer un contacto personal con el cliente», explica el socio más joven de la firma.

La firma fabrica en Asia, pero quiere acercar la producción a Alicante y Ubrique Hoy, al catálogo de Lonbali se incorporan también neceseres, bolsos de mano, carteras, billeteras y monederos, que pueden, además, personalizarse con nombres y mensajes. Los hijos de Purificación García han hecho una aportación de 200.00 euros a un negocio que han creado con fondos propios. Confían, para este 2019, en obtener unos resultados de hasta medio millón de euros. La compañía, que manufactura en Asia, tiene entre sus objetivos acercar la producción a España, con Alicante y Ubrique entre sus prioridades como futuros fabricantes.

¿Y sobre el textil? «A corto plazo no nos vamos a meter; quizás cuando seamos muy grandes. La elección de accesorios y complementos es estratégica. No requieren tallas ni colecciones, tenemos productos atemporales para todo el año», matiza Marc.

Y sobre la incorporación de Purificación García a la firma: «Es nuestra madre. Ella tiene su trabajo, sus responsabilidades. La creación de productos y sus coloridos es interno. Se le puede pedir alguna opinión, pero nada más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los hijos de Purificación García continúan la saga con la firma de complementos Lonbali