La crisis retrasó a Galicia 15 años en su convergencia económica con la UE

Pese a avanzar tres puntos desde el 2015, la renta per cápita está a niveles del 2004


SANTIAGO / LA VOZ

La profunda huella dejada por la crisis económica tardará mucho tiempo en borrarse. Los últimos datos hechos públicos por Eurostat sobre riqueza regional, en los que analiza 28 países, muestran que Galicia ha perdido 15 años en su proceso de convergencia económica con la UE. La riqueza de un gallego equivalía en el 2004 al 82,5 % de la renta media europea, una proporción que en el 2009 llegó a estar diez puntos por encima. Ahora se encuentra, según el último balance actualizado, en el 82 %, es decir, en niveles de hace 15 años. Y ello pese a que desde el 2015, cuando estaba en el 79 %, ha logrado avanzar tres puntos en el proceso de convergencia. Ha vuelto a recuperar posiciones. Y lo ha hecho, fundamentalmente, por dos razones: primero, y este es el lado positivo, porque su crecimiento ha sido mayor que el de la media de la UE-28; y segundo, porque, a diferencia de Europa, ha ido perdiendo población, al contrario que el Viejo Continente, que ha ido ganando algo. Y esto significa que aquí, al ser menos, toca a más. Es la llamada convergencia pasiva, lo que supone que, de haber crecido a igual ritmo que la UE, habríamos retrocedido posiciones.

La pérdida de 15 años en términos de convergencia es un problema no solo gallego, sino extensible al conjunto de España y al resto de las comunidades, y que es consecuencia de la grave crisis que se desató en el 2008, la más larga en democracia, y que tuvo su origen en el estallido de la burbuja inmobiliaria. Tal y como refleja la radiografía de Eurostat, Galicia, con el 82 % de la renta media comunitaria (UE-28), comparte puesto con Asturias, pero está por debajo de Cantabria (83 %) y Castilla y León (86), y de otras comunidades del norte, como Navarra (113), La Rioja (96), Aragón (101) y el País Vasco (121).

Madrid (124), Cataluña (110) y Baleares (96) también se sitúan por encima de Galicia, comunidad que sí supera a Valencia (81), Murcia (76), Castilla-La Mancha (73), Andalucía (68) y Extremadura (64). Galicia también sobrepasa a Canarias (75) y a Ceuta (72) y Melilla (66). Del último informe actualizado por la UE se desprenden algunos datos positivos para la comunidad gallega. En el 2007, Galicia era la quinta autonomía española con menor renta per cápita con respecto a Europa, pero en la década posterior consiguió superar a Canarias y Valencia e igualarse a Asturias, hasta colocarse en la parte media de la tabla, con nueve autonomías por encima y solo siete por debajo, en el décimo puesto. Un rendimiento en el que ha jugado el crecimiento económico, pero también un peor comportamiento demográfico.

El mapa dibujado por Eurostat también muestra la desigualdad y la brecha que existe en un territorio donde un vasco o un madrileño casi doblan la riqueza per cápita de un extremeño, la comunidad más pobre.

Una disparidad también perceptible en el conjunto de Europa. El centro de Londres, por ejemplo, está en el 626 % de la renta media comunitaria, muy por encima de Luxemburgo (253 %). Ambas constituyen las áreas más ricas de Europa en términos de PIB per cápita, y se sitúan en las antípodas de las zonas más pobres de la UE de 28 países, como son las regiones norte y centro de Bulgaria, donde la renta de un ciudadano apenas llega al 31 y al 34 % de la media comunitaria.

Ninguna de las comunidades españolas se encuentran entre las 20 regiones más ricas de la UE. Ni siquiera Madrid y el País Vasco.

La comunidad está entre las veinte regiones de la UE donde peor se ha comportado el empleo en los últimos diez años

G. L.

Aunque las cifras de los últimos ejercicios son positivas, con un crecimiento en la ocupación del 2,3 %, en el último año analizado, el balance acumulado desde el inicio de la crisis sigue en números rojos

Además de medir la evolución de la renta per cápita, la agencia estadística comunitaria ofrece una perspectiva de qué efectos ha tenido la crisis en el mercado laboral de las casi 300 regiones que componen los 28 Estados miembros de la UE. Y Galicia tampoco sale muy bien en esta fotografía. Y es que la comunidad se sitúa en el furgón de cola, entre las veinte regiones en las que peor evolución tuvo el empleo en los últimos diez años.

Aunque las cifras de los últimos ejercicios son positivas, con un crecimiento en la ocupación del 2,3 % (siete décimas por encima de la media comunitaria), en el último año analizado, el 2017, el balance acumulado desde el inicio de la crisis sigue en números rojos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La crisis retrasó a Galicia 15 años en su convergencia económica con la UE